Existen buenas noticias, aunque muchas veces queden invisibilizadas por el torbellino mediático de esta sociedad hiperconectada: según los datos de la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), Ana Oramas, la diputada de Coalición Canaria (CC), es la portavoz más valorada del Congreso de los Diputados.

Y esta noticia, más allá del reconocimiento que supone de su gran trabajo diario, evidencia una cuestión fundamental para nuestro Archipiélago: el nacionalismo canario debe tener una presencia constante en Madrid.

Lo hemos visto en las negociaciones del último presupuesto nacional, donde CC y NC hicieron valer su influencia consiguiendo ventajas para los intereses de Canarias, y, como avisó el presidente del Gobierno canario, Fernando Clavijo, hubiera sido más importante aún, de haberse presentado juntos a las últimas elecciones: habrían sacado 3 diputados, uno más de los que tienen por separado.

Somos un archipiélago atlántico a unos 1400 km de la península, con dependencia estratégica en varios sectores, y con el estatuto de Región Ultraperiférica reconocida por la Unión Europea (UE); además, en nuestra memoria histórica, sabemos del trato que el centralismo político de Madrid ha tenido con Canarias, cuando no hubo representación del nacionalismo canario en el Parlamento español.

Lo repetiremos una y otra vez: para la ciudadanía canaria saber que tenemos una representación directa que no tiene hipotecas más allá de Canarias –todos los partidos de ámbito nacional lo tienen: su ámbito de decisión es siempre Madrid–, es una cuestión política que, entre otras, fundamenta la existencia del nacionalismo canario.

Coalición Canarias llegó a tener grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, haciendo valer los intereses generales de Canarias con voz propia. Es hora de volver a unificar el nacionalismo canario (CC-PNC y NC) por los intereses de nuestra tierra: ¿se imaginan la fuerza política de Canarias con una sola voz nacionalista en Madrid? Ana Oramas vuelve a demostrar la importancia de Coalición Canaria en el Parlamento español: enhorabuena.