Debemos alegrarnos todos: Canarias ha ganado al Ministerio de Fomento en el Tribunal Supremo. En 2012, un año no tan lejano, pero donde la situación sociopolítica entre el gobierno canario y el gobierno central del PP era muy diferente, el Ministerio de Fomento no cumple con el pago previsto ese año (2012) dentro de un acuerdo firmado para el período 2006-2017:

Éste debería haber destinado a inversiones en vías de las Islas en 2012 un total de 207 millones de euros (183 millones en obras y 24 en expropiaciones), pero los presupuestos generales del Estado de ese año solo consignaron la tercera parte: 68,54 millones de euros.

El Tribunal Supremo ha dado la razón a Canarias en su litigio con el Ministerio de Fomento, éste ha de devolver a las Islas una cuantía económica de 138 millones de euros, solo en 2012.

Entre otras razones, por eso, es tan importante tener un gobierno nacionalista en Canarias frente al centralismo que, por defecto, suele ejercer el gobierno central. Es más, les propongo este experimento mental: ¿creen que un gobierno canario donde hubiera un presidente del PP, o del PSOE, con un gobierno central del mismo partido, hubiera luchado legalmente durante este tiempo frente a un Ministerio de Fomento?Les ahorro la reflexión: NO.

De ahí, que sea fundamental para nuestra tierra la vigencia del nacionalismo canario. Es más, muchos de los avances que se han logrado en estos últimos 25 años, han sido y siguen siendo por la iniciativa y el talento negociador de Coalición Canaria (CC), aunque luego otros partidos asuman esas medidas una vez en marcha.

Resumiendo: no confundamos la iniciativa política del nacionalismo canario de CC, a la hora de conseguir avances para Canarias en Madrid, con el consenso que provoca a posteriori una vez logrados. No, no es lo mismo.