Todos los partidos políticos con implantación en Canarias, conciben nuestro Archipiélago de diferente forma, y lo más importante, desde una pirámide de decisión que tiene su centro aquí o en Madrid. Una verdad incómoda: los partidos como PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos tienen sus estrategias internas pensadas y ejecutadas desde una concepción centralista que tiene su reflejo organizativo en Madrid.

Esa concepción no hipoteca a los partidos nacionalistas (por ejemplo: CC-PNC y NC); por ello, pueden negociar desde una prioridad que los define: los intereses generales de Canarias como primera identidad política.

Es más: algún día habrá que realizar un estudio evolutivo de los avances conseguidos por CC en estos 25 años de gobierno, en su negociación con Madrid, y cómo ellos han sido asumidos por todos los partidos políticos, incluidos los centralistas. Sí, el nacionalismo canario es un nacionalismo pragmático; y, por lo tanto, útil para la ciudadanía canaria.

Una de las dificultades históricas que ha tenido Canarias en su relación con el Estado, es la concepción subsidiaria de nuestro territorio; muchas veces, de un colonialismo burdo, que ha impedido la visión geoestratégica del potencial que tenemos como plataforma tricontinental y atlántica, y de lugar de encuentro hibrído de tantas estructuras, procesos y elementos en la historia –progresivamente global– de Europa.

Dicho en una fórmula: Canarias ha sido una gran olvidada en su potencial político en la historia española. Esta situación se ha transformado desde la aprobación de la Constitución española de 1978: ya tenemos un Estatuto de Autonomía (negociándose, actualmente, otro que lo amplíe y profundice), y algo fundamental, desde el ingreso de España en la Unión Europea, y gracias al empeño del nacionalismo canario: nuestro Archipiélago es reconocido como RUP (‘Región Ultraperiférica’) en Bruselas.

Desde lo anterior, se comprende mejor el titular del artículo: Fernando Clavijo, el presidente nacionalista de Canarias (y máximo responsable de la Conferencia de Presidentes de las Regiones Ultraperiféricas), acudió ayer miércoles a Bruselas para participar en la 127 Sesión Plenaria del Comité Europeo de las Regiones de la Unión Europea, y allí presentó el dictamen: «Hacia una completa aplicación de la estrategia europea renovada para las RUP»; el objetivo es claro para Canarias y para todas las RUP:  «lograr una mejor consideración de las RUP en las políticas europeas».

Es la diferencia de defender a Canarias por un partido nacionalista canario, CC, de otro de vocación centralista –no, no es lo mismo, aunque lo repita el centralismo mediático y político–.