Hemos argumentado desde este rincón una idea que, todo ciudadano/a que vote en Canarias, debe saber: sólo el nacionalismo defiende los intereses generales de nuestra tierra en el ámbito político, económico, social y cultural, sin hipotecas externas –justamente aquellas que tienen los partidos de ámbito nacional y centralistas: PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos–.

Por eso el Gobierno canario de Fernando Clavijo está alcanzando, por el valor de su voto en Madrid, unos logros y avances que, deben valorarse en toda su dimensión en esta legislatura: el trabajo reconocido por el CIS de Ana Oramas está siendo extraordinario, y así lo corrobora.

En el Congreso de los Diputados se ha conseguido aprobar que el plátano canario tenga las mismas ayudas del transporte que los demás productos agrícolas, gracias a una iniciativa de Coalición Canaria (CC). La diputada de CC Ana Oramas ha pedido contar con el consenso político de esta forma:

«Para dar viabilidad y futuro a un producto que es de cercanía, que es ecológico y que además sustenta una forma de vida en nuestra tierra» (…) «Canarias no quiere tener un plátano subvencionado. Canarias quiere tener un plátano que pueda competir en igualdad de condiciones con la banana y el plátano de terceros países como el plátano africano y el de las grandes multinacionales latinoamericanas que pretenden hacerse con el mercado español y portugués» (…) «en el REF que está en las Cortes se prevé el 100% de compensación al transporte de mercancías, con lo cual el plátano tendrá su propia ficha financiera al transporte a partir de 2018 de una forma evolutiva, sin menoscabo del resto de las mercancías agrícolas industriales de Canarias». Por tanto, «no hay justificación para penalizar al producto de exportación más importante de nuestra tierra. Si no se hace esa compensación del transporte marítimo y aéreo para la producción platanera no habrá vialidad».

Ana Oramas, Congreso de los Diputados

Como ven, hay partidos que tienen su prioridad y visión estratégica fuera de Canarias; otros, Coalición Canaria, sólo lo tienen de nuestra tierra:

La ciudadanía debe saberlo,

y es hora de contárselo día a día