La apuesta del Gobierno nacionalista canario por las energías renovables es imparable; es más, ningún gobierno anterior ha hecho más en esta dirección que el actual. Por ejemplo, con la energía eólica, y así lo ha expuesto Pedro Ortega, el consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias:

«El consejero de Economía, Industria, Comercio y Conocimiento del Gobierno de Canarias, Pedro Ortega, ha avanzado este miércoles que a finales de 2018 las islas contarán con un total de 91 parques eólicos. Pedro Ortega ha comparecido en comisión parlamentaria, a instancias del PP, para hablar sobre las actuaciones para cumplimentar el objetivo de cambio del modelo productivo y ha informado de que desde 2015 hasta enero de 2018 Canarias cuenta con 38 parques más de los 53 que ya había. De los 38 parques nuevos, 12 se encuentran ya en funcionamiento, 16 en construcción y 10 con autorización administrativa y los que no están autorizados lo son, en su gran mayoría, por servidumbres aeronáuticas, ha comentado el consejero, quien ha indicado que si en julio de 2015 en Canarias había una potencia instalada en Renovables de 330 megavatios, hoy hay casi 400 megavatios.

Con los parques que se están construyendo, en pocos meses se podrá lograr casi los 520 megavatios y, al final de 2018, si se construye todo lo autorizado se llegarían a cerca de 660 megavatios, casi el doble de lo que hay en la actualidad. Todo ello supondría una inversión en Canarias por encima de los 400 millones de euros, ha precisado Ortega, quien ha destacado que estos datos demuestran que el Gobierno apuesta por las renovables y por la diversificación económica, a pesar de que el turismo siga siendo “el gran motor” de la economía al representar el 30% del PIB».

Canarias en Hora

 

Como es seña de identidad, este Gobierno nacionalista de Fernando Clavijo sigue haciendo una gestión eficaz y eficiente, que se opone al griterío y la hipercrítica donde gran parte de la oposición sigue instalada. La ciudadanía canaria, en su momento, sabrá reconocerlo: se llama democracia representativa.