El silbo gomero,

una hermosa forma de ser

Ríos de tinta se han vertido sobre esta enigmática forma de comunicarse que atesoramos en Canarias –concretamente, en la isla de la Gomera–. A propios y extraños nos sorprende ver a los silbadores gomeros y comprobar cómo entienden –a la perfección– sus melodiosos silbos.

Entonces, ¿qué es ese lenguaje silbado? ¿Acaso un idioma diferente del español que se habla en Canarias? ¿Un código extraño, cuya estructura es indescifrable? ¿Un lenguaje secreto de las gentes de la Gomera?

Si podemos contestar hoy con rigor científico a todas estas preguntas es, sin duda, gracias a un eminente filólogo que ha estudiado y analizado in situ la estructura de este lenguaje silbado que tanto nos admira y enorgullece desde Canarias.

Don Ramón Trujillo Carreño es un intelectual, profesor y pensador de nuestras islas que no necesita presentación. Su estudio sobre el silbo gomero es un referente de cientificidad y precisión que no tiene precedentes.

En una entrevista reciente, el propio autor afirmaba:

«El silbo es un caso único en el mundo, sólo hay algunas cosas parecidas. Es español silbado. Yo comprobé que el silbador reduce las vocales a dos, no necesita cinco: arriba i, e, y abajo a, o, u. Perfecto. En la conversación cotidiana, en un habla descuidada, basta con dos vocales. Cuando vi que entendían todo lo que transmitían, me entusiasmó. Yo los ponía a distinguir un mensaje de otro.Y resultó fácil hacer la comprobación, pero había que hacerla (…).

En mi trayectoria, yo considero esa una investigación muy importante, porque no se había hecho nunca ni se iba a hacer. Yo les decía [a las gentes de la Gomera], ustedes poseen un tesoro (…)».

Diario de Avisos

Un lenguaje

funcional

Además de estas cuestiones sistémicas –sobre cómo se estructuran los mensajes que se emiten mediante el silbo–, se ha destacado, también, su gran funcionalidad. Esto es, en la orografía de una isla como la Gomera –en la que encontramos, grandes desniveles, precipicios y barrancos– el silbo desempeña una labor fundamental, ya que permite:

Enviar mensajes a largas distancias.

Salvar la lejanía y lo abrupto del terreno.

Obtener una recepción eficaz del mensaje.

Para las autoridades e instituciones canarias, la importancia del silbo gomero como patrimonio cultural no ha pasado desapercibida. Por esta razón, se han realizado denodados esfuerzos para su preservación.

 «(…) el Gobierno canario reguló su aprendizaje en la escuela, y declaró el silbo gomero como patrimonio etnográfico de Canarias en 1999. El 30 de septiembre de 2009, el silbo gomero ha sido inscrito por la Unesco en la Lista representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, gracias en buena parte a la labor realizada por el gobierno canario. Isidro Ortiz Muñoz ha impartido clases de silbo en colegios de la isla».

Wikipedia

Todas estas características –que reúne el lenguaje silbado–, unidas a lo espectacular que resulta su puesta en escena, hacen de nuestro querido silbo gomero un tesoro de nuestro acervo cultural que debemos esforzarnos por conocer y preservar.

¿Te apuntas?