«Es triste que algunos jóvenes

piensen más en las ayudas que en el trabajo»

Mónica Salvador

Mónica Salvador Rodríguez tiene una amplia trayectoria profesional en el mundo de las ventas y del marketing desde hace más de veintidós años. Hace tres, decidió cambiar el rumbo de su labor comercial y compaginar la docencia en áreas de marketing digital, comercial y de comunicación, con un trabajo como socia consultora en Nexia 360.

En la entrevista que concedió a Somos Canarias, Mónica Salvador comentó que «es sorprendente encontrarse con datos como que en Canarias se presenta una tasa de paro del 48 % en jóvenes menores de 25 años, según los datos de  EPA (Instituto Nacional de Estadística) del segundo  trimestre del  2017, cuando la media en España es del 24,30 % de acuerdo los datos de la página del Gobierno de Canarias y el Instituto Canario de Estadística.

1

DEMANDA

¿Qué demandan las empresas?

Se supone que buscan jóvenes con sobrada formación, pero es ahí cuando me cuestiono si ¿están realmente preparados?, ¿se trata de actitud?, ¿de motivación?, ¿la oferta de empleo y la demanda no encajan con los requerimientos?…

2

EL PROBLEMA

¿Dónde en realidad está el problema?

Según el FMI (Fondo Monetario Internacional) ahí puede estar el conflicto. Muchos de los puestos creados  son cubiertos por personas sobrecualificadas. En el otro extremo, están los que tienen escasa formación y tienen muchas dificultades para entrar en el mercado laboral.

En definitiva, tenemos muchos universitarios muy preparados y muchos jóvenes que carecen de formación. En este tramo de edades, falta el «término medio» de personas graduadas en FP.

3

LA DIFICULTAD

¿Dónde cree que radica la dificultad?

El problema es que la Formación Profesional ha estado denostada y, además, existe un desajuste entre lo que demandan las empresas y la oferta formativa.

Las empresas españolas no participan en el sistema educativo reglado, cosa que no ocurre en otros países de la UE (Unión Europea). También debemos tener en cuenta que, durante muchos años, los jóvenes obtuvieron puestos con salarios atractivos sin necesidad de formación superior.

Me refiero a la construcción y a la hostelería. Si cobro 3.000 euros al mes ¿Para qué me voy a formar? Pero claro, esta situación está pasando factura ahora.

4

PUNTO DE VISTA

¿Cómo lo ve desde su perspectiva?

Actualmente soy docente de certificados de profesionalidad del Servicio Canario de Empleo y facilitadora de programas de empleabilidad llamados La Era de los ValientesEl panorama no ayuda mucho a las personas que están en esa situación.

Las administraciones están realizando un  esfuerzo enorme para que estas personas puedan reciclarse mediante cursos y certificados, pero el principal problema es que nos encontramos –muchas veces– con personas totalmente desmotivadas, ya sean jóvenes o mayores. La gran mayoría lleva mucho tiempo en paro o ni siquiera ha logrado conseguir su primer trabajo.

5

CAUSAS

¿A qué cree usted que se debe este fenómeno?

A pesar de cualificarse, normalmente siguen sin conseguir trabajo. El problema –además de la escasa formación– está en la motivación y la actitud.

No voy a generalizar, pero estamos muy acostumbrados a depender de ayudas. Como ejemplo te voy a contar que hace poco impartí marketing digital a un grupo de jóvenes entre 19 y 26 años que estaban haciendo un curso de formación en alternancia con el empleo.

De 15 chicos, sólo 4 tenían proyectos o ilusión por trabajar. El resto estaba pensando en las ayudas que iban a solicitar cuando acabaran el curso.  A mí, personalmente, me parece muy triste.

6

MOTIVACIÓN

¿Qué se puede hacer en esta situación tan complicada para muchos?

Hablando desde mi experiencia, no basta con darles formación. Hay que ir más allá. Debemos conseguir que esas personas se motiven de verdad, que descubran sus habilidades y las potencien con un objetivo concreto, que deben descubrir ellos mismos.

Es decir, hay que despertar «la chispa» en ellos. Es increíble cuando logras que una persona desmotivada encuentre el camino y, al cabo de cierto tiempo, pueda ver cómo ha cumplido sus objetivos.

7

FOCO

¿Cuál es la propuesta?

En ese sentido, hay programas para mejorar la empleabilidad  como La Era de los valientes. Actualmente, muchas administraciones están viendo la importancia que tienen estos programas como elemento fundamental para desarrollar habilidades transversales y, sobre todo, motivación y claridad en el foco.

8

REINVENCIÓN

¿En qué consiste?

Es una iniciativa creada por expertos en emprendimiento y empleabilidad y busca ayudar a personas desempleadas y a las que están en proceso de reinvención laboral. Es un programa que consta de unos talleres con una metodología muy concreta, una plataforma informática, una app y un libro.

9

ORIENTACIÓN

¿Qué se consigue con talleres así?

Que las personas que se encuentran desmotivadas, con problemas de autoestima y de foco, logren mejorar estos aspectos. La primera fase te ayuda a conocerte a ti mismo, a saber en qué eres bueno, qué te motiva, cuáles son tus pasiones y tus intereses.

Por experiencia, eso suele costar bastante ya que, aunque creemos conocernos, a menudo nos damos cuenta de que no es así. Hay personas que, cuando realizan los talleres, descubren cosas que no esperaban en absoluto y es muy enriquecedor.

La segunda fase consiste en desarrollar una estrategia para ir a dónde quieres llegar. Como bien sabemos, sin una hoja de ruta podemos llegar pero «igual hemos hecho el triple de kilómetros».

En la tercera fase, defines muy bien tus objetivos y te comprometes con ellos; también conocerás claves personales para alcanzar tus metas.

10

BÚSQUEDA

¿Y qué pasa con los jóvenes cualificados?

Estos talleres no sirven sólo para personas con baja empleabilidad. También nos encontramos con jóvenes que han terminado la universidad y se encuentran perdidos en la búsqueda de su primer trabajo. Sería genial que en las universidades se les ofreciera este tipo de orientación hacia el empleo o el emprendimiento.

Con frecuencia veo chicos, con carrera, máster e idiomas, que no saben por dónde empezar, no conocen las posibilidades que tienen, no saben cómo usar las redes sociales profesionales para aumentar su visibilidad de cara al empleo, y normalmente terminan desmotivados y pensando: «¿Tanto esfuerzo para esto?».

11

PRIMEROS PASOS

¿Cuál es su consejo?

Es fundamental darles herramientas para que puedan llegar al empleo y que no tengan que pensar que se equivocaron al estudiar. O peor, que tengan que irse fuera de Canarias o de España a trabajar en lo que encuentren sin poder explotar su profesión.

Para los jóvenes con formación, lo importante es aprender habilidades transversales que les ayuden a poner el foco en el objetivo. Es decir, si tienes la formación pero no sabes cómo buscar trabajo o como poner en valor tus capacidades, existen talleres como la Era de los valientes o asesores que les ayudan en los primeros pasos a seguir y les explican cómo  hacerse visibles off y online».

12

PREPARACIÓN

¿Respecto a los que no están tan formados, qué recomienda?

Para los jóvenes con escasa formación, mi consejo es que se preparen para que ese aprendizaje les ayude a lograr sus objetivos. No debe ser acumular títulos sin un rumbo fijo. Se trata de hacer un análisis personal, definir objetivos y trazar el camino a seguir.

En todo ese rumbo hay cosas que deben manejar sí o sí como las nuevas tecnologías. No vale decir, yo no lo necesito porque voy a buscar trabajo de peluquera, por ejemplo. Es fundamental para cualquier profesión. Si consiguen manejar lo básico podrán hacer cosas como formarse online o dar visibilidad a su trabajo de mil maneras.

En resumen, hay que hacer un análisis personal y de autocrítica para determinar sobre quién se es, cuáles son las capacidades, que les gusta hacer, cuáles son los objetivos para saber lo que quieren conseguir y hagan un diagnóstico de los pasos a seguir.