Sandra Barrera Vinent es una mujer que lucha a diario contra la corriente en esta sociedad que, «por desconocimiento o despreocupación, no es consciente de la grave situación que sufren los animales en Canarias». La letrada es socia del despacho Zoom Abogados; presidenta del Grupo Animalia y además miembro activo de COADA, (Colectivo de Abogados de Derecho Animal); vocal del recién nombrado Consejo Insular de Bienestar del Cabildo de Tenerife y nueva componente de INTERcids (operadores jurídicos por la defensa de los animales). Todas, asociaciones que le proporcionan una visión y un espacio de trabajo diferente.

Barrera creció en un entorno rural que la llevó a amar a todas las especies sin distinción. Con 12 años ya había «devorado» la colección de libros del naturalista, Gerald Durrell y adoraba a Konrad Lorenz. «Quería ser veterinaria o bióloga, pero al final pensé que sería mejor ayudarlos desde un marco jurídico».

La abogada ha puesto su profesión al servicio de los animales y acude a los medios de comunicación para denunciar los abusos. Comenta que «hay que contar todo sobre la crueldad. Lo que no se dice, lo que no se sabe, porque lo que se ignora no se puede proteger y, por tanto, no permite actuación. Como diría Santo Tomás, lo que no se conoce se destruye. La plataforma para difundirlo es la televisión, la participación en programas de radio, la escritura de artículos para prensa y revistas…Nada sobra. Todo suma en aras de la tutela efectiva de los animales».  

Trabaja desde Zoom Asesores como abogada para pleitos en los que se le contrata con carácter privado. Como acusación popular, se persona desde Grupo Animalia. Con el colectivo de abogados de derecho animal COADA realiza proyectos de bienestar animal para que sean aplicados en ayuntamientos y empresas, con más de 40 propuestas Pet Friendly. Desde la creación del Consejo Insular del Cabildo, solicitó formalmente una implementación del proyecto CES (Coger, Esterilizar, Soltar) para gatos, a nivel insular.

1

MARCO DE DEFENSA

¿Qué marco de defensa le queda por trabajar?

Me gusta investigar y estudiar, redactar y escribir. Me encantaría elaborar normativas, estudios… o, incluso, sentencias; me apetecería ser juez de un juzgado de instrucción o penal.

2

PAPEL JUDICIAL

¿Cuál es su papel judicial en la defensa de los animales?

En los procedimientos penales por delito de maltrato animal, abandono y zoofilias hay dos fórmulas. Como acusación privada, contratada por el titular, o como acusación pública o popular, que corresponde a los animales  que no tienen dueño y están inmersos en un proceso sin garantías, ni defensa.

Pero en la vía civil, también se pueden hacer convenios reguladores y derecho de visitas de animales, problemas de responsabilidad civil por lesiones o muerte en centros veterinarios… Y, en vía administrativa, maltratos y abandonos menores; en definitiva, todo tipo de contravenciones de la Ley de Protección Animal Canaria.

3

CASOS

¿En cuántos casos trabaja actualmente?

Me he  personado como acusación popular  en las peleas de perros de Güímar; como abogada  privada  en el caso de un perro que murió de un golpe de calor en un ferry; en el asunto del perro Martín que presuntamente  fue enterrado vivo por el cónyuge del titular; también represento a los 13 podencos de Los Realejos, así como al perro del collar de La Orotava, o a la perra que desapareció de una clínica veterinaria en Gran Canaria. Como acusación privada trabajo en un procedimiento penal contra el titular de un refugio de animales. Además llevo varios casos para exigir responsabilidad a veterinarios por inadecuado diagnóstico o tratamiento. Los animales son los únicos clientes de un despacho que son inocentes.

4

SENSIBILIDAD POLÍTICA

¿Se puede hacer más desde el mundo político?

Reconozco que en el último año se ha hablado más de animales en el congreso de los diputados que en toda la historia de las Cortes. Se ha tratado la reforma del Código Penal, del Código Civil, propuestas para una ley marco de protección animal, ratificación del Convenio de Consejo de Europa sobre animales de compañía, prohibición del comercio y tenencia de primates, proposición promovida por el APDDA a instancias de la Fundación Darwin.

APDDA es una asociación parlamentaria de defensa de los animales, que agrupa a diputados, senadores y exparlamentarios, que trabajan sin descanso –y con mucho éxito– desde hace 10 años. Chesus Yuste, coordinador de esta agrupación, y Anna Mulá, jurista de reconocido prestigio, ambos miembros de Intercids, se desempeñan de manera conjunta en esta destacable labor.

5

ÁMBITO PROFESIONAL

¿Qué les ofrece su profesión a los animales?

Los abogados de derecho animal somos pocos y, por lo general, no nos dedicamos solo a ellos, porque es imposible. Lo cierto es que hemos «salido ya del armario», como decía una compañera de Barcelona, y hemos llegado para quedarnos.

Se les protege seriamente, con lo poco que se puede. Ser abogada de perros y gatos genera aún algo de ridículo, defenderlos a ultranza da pudor en una sociedad donde no se ha dado el salto emocional completo en el amor a todos estos seres.

Ahora ya casi hemos pasado de esa etapa a una de aceptación, pero aún falta para que se nos reconozca bien y tengamos autoridad como merecemos.

6

ÁMBITO JUDICIAL

¿Y en el ámbito judicial de Tenerife?

Contamos con una fiscal de medio ambiente maravillosa, Francisca Gutiérrez, pero necesitamos que todos los jueces se impliquen y sean sensibles en estos temas. Es fundamental para culminar una defensa y un procedimiento con éxito.

De lo contrario, los animales están a merced de personas que no sienten y tratan el asunto de forma muy aséptica sin valorar los condicionantes.

Gracias a jueces y fiscales sensibles, que son capaces de tomar decisiones no habituales sin temor, podemos conocer sentencias positivas que nos ayudan a todos los abogados a avanzar en favor de estos defendidos.

Por ejemplo, las últimas decisiones del fiscal de medio ambiente de Valencia, Eduardo Olmedo, miembro de Intercids, han ayudado mucho. Entre ellas están la de condenar a un maltratador a someterse a un programa de protección animal, en el que tiene que hacer un curso formativo para empatizar con los animales.

Otra es la de denegar la suspensión de condenas de prisión por estos delitos. Pero no son las únicas. Una novedosa decisión en Lugo, que tomó la juez de instrucción, Pilar Lara, que decidió en una decomisar a la perra de sus titulares, y en otra dictar una orden de alejamiento evitando la muerte de la perrita Catalina.

Y como no, las que ha tomado fiscales y jueces  miembros de Intercids, y el fiscal de Málaga, Fernando German Benítez y  la juez de Reus, Josefa Llanes, entre otros”.

7

PET FRIENDLY

¿Es usted la gran promotora del movimiento Pet friendly?

Es una apuesta que hicimos desde mi grupo de trabajo para que la ciudad de Santa Cruz, y otras, fueran respetuosas con estos miembros de la familia. La idea es que permitan a los perros subir al transporte público, realizar actividades de ocio previstas, humanizar los albergues de personas para que accedan con sus animales, adaptar los centros de mayores, considerar cierta sanidad veterinaria pública, conseguir fuegos de artificio sin ruido….

8

PROYECTO ESTRELLA

¿Cuál es el proyecto estrella para usted?

El Método CES (‘Coger’, ‘Esterilizar’, ‘Soltar’) que va dirigido a la protección de los gatos de la calle. Todo comenzó con la esterilización y adecuación de lugares para que pudieran vivir con algo más de dignidad.

En este momento en Tenerife se está implementando a petición de Grupo Animalia y Coada en municipios como: La Matanza, La Orotava, Tacoronte, El Sauzal, Santa Úrsula, El Rosario, San Juan de la Rambla…

9

GATOS

¿Tantos gatos hay en la calle?

La ley canaria de protección animal  le prohíbe a los ayuntamientos tener gatos y perros en la calle. Por eso procuran recogerlos y llevarlos a refugios, lo cierto es que no lo hacen con los felinos. Estos no tienen sitio a dónde ir y quedan desamparados.

Lo pasan mal porque son muy vulnerables y a los nueve días de indigencia merman su situación sanitaria y emocional. Son muy inteligentes y se dan cuenta de que han sido abandonados. Son los grandes denostados. Todo lo que hagamos por ellos, es poco.

Después de todo este testimonio, Barrera Vinent concluye diciendo que seguirá trabajando junto a sus compañeros y colegas de la península en Intercids, Amparo Requena, Rosario Montero, María José Mata, Alexandra López, Merche Ortol, Dulce Aguilera… y con los canarios, Lucrecia Roldán y Antonio Darias.

«Es importante señalar que fue un éxito el trabajo desarrollado por Coada, Grupo Animalia y Ámbar, en la redacción de una normativa para el traslado de camellos entre islas en 2016, porque se pudo resolver junto a la Dirección General de Ganadería del Gobierno de Canarias, la Consejería de Ganadería del Cabildo de Tenerife, Cabildo de Lanzarote, Colegio de Veterinarios y el gremio de camelleros. Esto arregló un problema que desde hacía 50 años se venía dando con el manejo irregular de los animales en los traslados en ferry, porque venían hacinados, atuchados contra el suelo y atados por las extremidades. Les hacían volar mediante una grúa para sacarlos del camión. Esos animales llegaban estresados a las cabalgatas, con el riesgo que implicaba para la seguridad de los niños. Hoy no es posible tal modo, ya vienen de pie, en una jaula granja y no se usan poleas, se cambia por ello la suerte del camello de lo cual estoy particularmente orgullosa».

Antes de despedirse, la abogada adelanta que:

«en breve se presentará el Taxi Can, uno de los 40 proyectos de Coada y Animalia. Le dará al ciudadano la posibilidad de tener un servicio público para trasladarse junto a su perro o gato; pero, sobre todo, enfatiza en que es un éxito rotundo en políticas de bienestar pues no distingue la incorporación por peso o raza.

¡Pueden subir todos!

Tendríamos más éxitos si nos hicieran más caso las corporaciones, tanto a COADA como a Grupo Animalia. También, habrá novedades en grandes empresas que se irán conociendo poco a poco y gestores de políticas respetuosas con los animales a propuesta de los grupos de trabajo referidos».