No siempre las cosas son como parecen y a menudo, lo obvio no resulta ser lo real. Al sargento Bevilaqua, de la Guardia Civil, le encomiendan la tarea de investigar la muerte de un joven en la isla de La Gomera.

Todo apuntaba a Juan Luis Gómez Padilla, político de renombre en la isla, al que un tribunal popular absolvió a pesar de la aparente evidencia de las primeras pesquisas.

El sargento y su inseparable cabo Chamorro intentarán esclarecer este embrollado caso, con presiones políticas y con la dificultad añadida de intentar no levantar suspicacias al reabrir un caso que sus compañeros daban por cerrado.

Así se presenta «La niebla y la doncella», película ganadora en la Sección Oficial Largometrajes a Concurso en el Festival de Málaga, dirigida por el director Andrés M. Koppel.

Un thriller cargado de intriga, crimen y misterio que ha dado mucho que hablar desde que se estreno hace varios meses. Se trata de una adaptación  de la novela de Lorenzo Silva muy acertada que muestra las amplias posibilidades de las geolocalizaciones canarias, cuenta también con un reparto amable que defiende –muy bien– esta trama negra, que no se desvía de su objetivo.

No obstante, ¿qué hubo detrás de «La niebla y la doncella»? La actriz Carmen María Cabeza Rivero, parte del reparto de esta obra junto a Quim Gutiérrez, Verónica Echegui, Aura Garrido, Roberto Álamo y Marian Álvarez Paola Bontempi, comparte su experiencia en el rodaje.

1

EL PROYECTO

¿Cómo llegó a ti este proyecto?

Este proyecto llegó a mí como un regalo, un día recibí un mensaje de mi marido, diciéndome que tenía una buena noticia, yo pensé que se refería a sus múltiples pruebas para series nacionales y que, por fin, le habían dado un buen papel, pero cuando llegué a casa la noticia era otra. Diego Betancort le había llamado pidiéndole mi número, me conocía de mis vídeos de risa de las redes sociales, y le parecía que podía dar el perfil para uno de los personajes femeninos. En principio no me hizo  mucha ilusión, pensé que tendría que pasar por un pasillo y decir «hola» y ya está, pero luego todo se fue tornando un sueño, que se cumplió a los pocos días de morir mi madre.

2

PERSONAJE

¿Cómo definirías a tu personaje?

Candelaria es lo que se ve, creo que queda claro con su cara y su tono amenazante. Una madre que sería capaz de todo por defender a su hijo. Anecdóticamente, mi propio hijo hizo la prueba para hacer de mi hijo en la película.

3

RODAJE

¿Cómo era el día a día en el rodaje de “La princesa y la doncella”?

Yo solo estuve dos días en el rodaje y mis experiencias fueron diferentes. El primer día que rodé lo hice con Quim Gutiérrez y Roberto Álamo y descubrí la parte humana de actores a los que estaba acostumbrada a ver en la pantalla. Roberto fue muy amable, yo estaba muy nerviosa porque había visto mil veces su representación de Urtain con Animalario, pero él fue muy cercano. 

El segundo día que rodé fue en La Gomera, era el último día de rodaje y se notaba el cansancio en el equipo.

4

LA GOMERA

¿Qué opinas de La Gomera como set de rodaje?

A la vista está, con el resultado, que es un set maravilloso. La  gente colaboraba mucho.

5

ANÉCDOTA

¿Puedes compartir una anécdota  con nosotros?

Podría contar muchas cosas, pero algo que me hizo mucha gracia fue que, en un momento del rodaje, Andrés Koppel estaba dirigiendo a Quim y este señalándome dijo «la señora», yo me hice la ofendida y miré alrededor y nos reímos, los demás, Quim ni se enteró.

6

RECOMENDACIÓN

Recomiéndanos una película y una serie

La serie El Ministerio del Tiempo, por supuesto, la utilizo mucho en mis clases de Lengua. He repetido muchas veces, en las redes sociales, que sueño con tener una intervención en la serie. Película: Sentido y Sensibilidad o Love Actually. Las puede ver una y otra vez, sin cansarme y, cada vez, encuentro en ellas algo nuevo”.

Un filme español que mantiene alerta, en el que no se sabe quiénes son los buenos y los malos, consecuencia de una atmósfera enigmática y lóbrega así como de un guion claro y efectivo.