El Centro Tecnológico de Candelaria acoge la primera

jornada «Mujeres y Ciencia: retos y oportunidades»

Mujeres y Ciencia

Ponentes de la Jornada «Mujeres y Ciencia» durante la conferencia – Sofía Ramos

El pasado 31 de octubre se celebró en el Centro Tecnológico de Candelaria la primera jornada de «Mujeres y Ciencias: retos y oportunidades».

Una ocasión única impulsada por el Ayuntamiento de Candelaria que contó con la presencia  de Marta Macho Stadler, matemática y creadora del blog Mujeres con Ciencia, con Emma Carmelo Pascual, investigadora del Instituto de Enfermedades Tropicales y Salud Pública de Canarias y María Vallet Regí, química y directora del Grupo de Investigación en Biomateriales Inteligentes.

VISIBILIZAR LA LABOR DE LAS MUJERES

El objetivo de este encuentro es el de visibilizar la labor de las mujeres y eliminar prejuicios, además de generar una comunidad con referentes femeninos como las  científicas que visitaron el centro.

En torno a 40 mujeres del municipio y alrededores se reunieron para escuchar  las tres conferencias. Macho realizó un análisis histórico sobre la posición de la mujer en las reuniones científicas más importantes de la historia y explicó cómo surgió el blog Mujeres con Ciencia y su labor en la Universidad del País Vasco.

«El techo de cristal sigue amenazando y los número no aumentan, el tiempo no todo lo cura porque los datos siguen estando estancados», apunta la matemática. «El estereotipo de que la  ciencia es para los hombres se da en todos los países del mundo e incluso en lugares donde los hombres y mujeres están al 50% – 50% en la mayoría de los campos como, por ejemplo, como Argentina y Bulgaria. Los países con mayor presencia de este estereotipo son Holanda, Dinamarca y Noruega. España ocupa el puesto 64».

A golpe de datos, estudios y ejemplos Marta Macho consolidó su argumento y reflexionó sobre una anécdota propia: «el otro día recibí una encuesta del Departamento de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno Vasco  y se presentaba así»:

Diapositiva presentada por Marta Macho durante su ponencia – Sofía Ramos

«Rellené la encuesta y protesté, no puedo creer que una encuesta de este tipo se lleve a cabo solo por el hecho de que hay puestos de trabajo libres, me recordó a la película Figuras Ocultas solo podemos ocupar las mujeres puestos porque no hay hombres que lo hagan, no me pareció correcto la forma de presentarlo», expresó.

«Si las mujeres continúan fuera de las disciplinas académicas de cienciatecnologíaingeniería ymatemáticas, ¿a cuántas mujeres se les habrá impedido llegar a puestos en los que podrían haber hecho avances o descubrimientos que no se harán o se tardarán mucho tiempo porque no han podido llegar a donde deberían?»

Con esta potente pregunta concluía y la sala rompía en un fuerte aplauso.

Por otro lado, Emma Carmelo se centró en dar a conocer la labor del IETSP y sus relaciones internacionales con países como Perú. Puso de ejemplo la investigación que llevó a cabo sobre la leishmaniosis, una enfermedad que se manifiesta con infecciones en la piel y en los órganos y es transmitida por un mosquito, afecta al ser humano y a otros mamíferos.

Finalizó su ponencia con un mensaje esperanzador:

«Lo cierto es que en los proyectos en los que nosotros hemos trabajado un alto porcentaje o incluso las líderes fueron mujeres, estoy segura de que veré una mayor representación en el futuro».

María Vallet presentó los nuevos avances en nanotecnología y biomateriales, hizo una incisión explicando las diferentes alternativas y las grandes investigaciones que deben hacerse en nanomedicina, un proceso  que puede llegar a durar 10 años.

Su intervención fue  estrictamente formativa  aunque declaró que en su equipo de trabajo en Madrid primaba la absoluta paridad. A su vez,  Vallet invitó a todas las jóvenes a adentrase en el complejo mundo de la ciencia.

Estas primeras jornadas finalizaron con un café networking, una reunión en la que ponentes y público charlaron y compartieron ideas alrededor de una mesa llena de deliciosos tentempiés.

Gracias a iniciativas como esta se hace un llamamiento a la sororidad, a la integración y a la necesaria exposición de figuras femeninas representadas en las ciencias y todos sus campos, ya no solo para que sirvan como ejemplos y modelos a seguir sino para lanzar un mensaje positivo al conjunto de mujeres invisibilizadas en las diversas áreas.

Un mensaje que traspasa el sector del conocimiento en el que nos especialicemos, pues lo que se saca en claro es que, sean ciencias o letras, las mujeres somos diamantes y

…luchando juntas conseguiremos hacer brecha

en ese maldito techo de cristal