Hoy, como ayer, me viene a la memoria tiempos pasados… el magnífico cuadro de estilo impresionista de «Risco San Nicolás», de mi tío abuelo Nicolás Massieu y Matos 1949, ventana al mundo que inmortalizó en su lienzo casas diversas de multitud de brillantes colores…

Que atraen la mirada del pintor, montaña inmensa que sube hacia las nubes, besa el firmamento; vuela sigilosa una gaviota inexistente… recorriendo las calles empedradas de otro tiempo, otra época, al pie de la montaña, palmerales esbeltos que juegan con el oleaje, mecidas por el viento, hilera de plataneras, hojas verdes, donde el pincel penetra en la tierra que las vio nacer iluminándolas; Cielo azul, blanco… casas hospitalarias abiertas al visitante juegan a querer… En la cima se divisa el mar.

Y el barco velero partió

hacia el horizonte del más allá

Aquí quedó su obra, prodigiosa, magnífica, inmortalizada para la posteridad, ya es el momento que a Nicolás Massieu y Matos se le haga justicia.

Después de recorrer el Mundo, y visitar países como Inglaterra, Francia, Italia, Madrid, Buenos Aires… donde se encuentran las obras suyas ¡fascinantes!, ¡bellísimas!; en Francia, entra en contacto con los grandes impresionistas Monet, Manet, Degás, Renoir… y sus maestros Jean Paul Laurenz, Carriere.

Se pudo haber quedado en Buenos Aires donde estuvo cinco años con tanto reconocimiento y éxito por su maestría y la fascinación que despertaba su pintura.

Pero volvió a su tierra, Gran Canaria,

a la que amaba profundamente

Aquí legó parte de su obra a la «Casa de Colón», faltan pinceles, caballetes, mobiliario, enseres… nadie sabe dónde están. Su Sala fue desmantelada (que ingratos somos los Canarios con nuestros artistas). Legó esto a su Pueblo Canario, a sus gentes, que tanto quería, para que disfrutaran de ello.

Hay que recordar que dos cuadros bellísimos se encuentran en Madrid; uno en el Museo de Arte Reina Sofía «Rocas y Espumas», y el otro «El Acecho» en la Residencia de Estudiantes. Tan insigne pintor, «Maestro de Maestros», fue profesor de Néstor Martín (pintor), además de amigo.

Su casa de Ciudad Jardín fue construida por el hermano de Néstor, el gran arquitecto Miguel Martín Fernández de la Torre, igualmente profesor de Antonio Padrón (pintor) y de tantos otros.

El Ayuntamiento y Cabildo en un acto de gran solemnidad, máxima y digna: el acto de imposición al gran pintor canario Don Nicolás Massieu y Matos, le concede «La Cruz Alfonso el Sabio», una recompensa, un reconocimiento oficial por su pintura.

En agradecimiento, ya se le podría acondicionar «una Sala», en el Centro de Cultura San Martín. También dar su nombre a un Instituto de Enseñanza —ya que fue profesor y uno de los Fundadores de la Escuela de Luján Pérez—, y un busto con su nombre. Creo que se lo merece.

Él, desde arriba, está en las nubes

de su tierra Gran Canaria, esperando…

Nicolás Massieu y Matos1

Pintor de Gran Canaria

del Mundo y del Universo

Dejó su mano inerte…

con la fuerza de la inspiración

pintó aquél lienzo

blanco…

matices de colores fascinantes

se plasmaron en el

sin quererlo o queriendo…

una de las ciudades

más bellas del mundo

¡Italia!

Rojos, violetas, azules,

nubes transparentes

donde se sumerge

la vida…

y el hechizo de lo profundo

se vislumbra

malva, dorado, rojizo

atardecer

se palpa la luz perenne

del mar, aguas cristalinas

transparentes

impregnadas de tumultuosos

resplandores,

blancas, azules, rojas, amarillas…

Nicolás Massieu y Turner

como algo etéreo transparente

se encontraron…

belleza de color, inmensa vida

de lo irreal hecho realidad

de las profundidades del fondo

de la mar,

me envolvió la ola

me adentré desde la orilla

mar adentro…

donde la línea continua

es infinita…

¡El Horizonte!

allí, el violeta, rojo atardecer

se confunde con mi cuerpo

convertido en espuma

salido de lo más hondo

de las profundidades

para vivir en la eternidad,

la luz del atardecer

languidece…

un remolino de color

quedó inmortalizado

en un cuadro, una tabla

para la posteridad

Nicolás Massieu y Matos

Pintor de Gran Canaria

del Mundo y del Universo.

Galardonado el poema  «Nicolás Massieu y Matos, Pintor de Gran Canaria, del mundo y del Universo» (Nicolas Massieu y Matos, Pittore di Gran Canaria, del mondo e dell’Universo), escrito por Alicia Morilla Massieu (Segunda Clasificada) con el Premio Internazionale Di Narrativa Poesia e Sagistica Dal Greco “CALLIOPE” 2010 en Ovada, Italia.


Referencias

Poema “Alegoría del otoño”, dedicado a Nicolás Massieu, del libro Las Rosas de Hércules, autor Tomás Morales (© 2000 de Las Rosas de Hércules: herederos de Tomás Morales, con la colaboración de la Casa Museo Tomás Morales, Cabildo de Gran Canaria, Área de Cultura)

Nicolás Massieu y Matos

El Legado de Nicolás Massieu y Matos

Venta óleos

Obras Nicolás Massieu en venta avaladas por el Grupo Artemorilla:

Óleo Autorretrato de juventud del Pintor Nicolás Massieu y Matos, entre 1890-1900. Gran tersura en la pincelada. Influencia de la pintura clásica en el color, el uso de luz y sombra. El fondo aparece inacabado, apenas esbozado en un azul grisáceo muy leve. Los restos de pintura marcan curvas elegantes sobre el lienzo. (En venta a través del Grupo Artemorilla).

Óleo Risco de San Nicolás del Pintor Nicolás Massieu y Matos. Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Compartir
Artículo anteriorOratoria y locución profesional audiovisual-2
Artículo siguienteEntrevista a Margarita Abreu Expósito

Poeta, pintora, escritora, escultora y fotógrafa. “Académica de Merito y de Honor por su Trayectoria Artística y Literaria además de  “Ciudadana Honorífica” en Italia, nacida en las Islas Canarias donde reside y crea sus obras. Galardonado desde el año 1996 al año 2017 por su participación en diversos Certámenes (http://www.artemorilla.es/1/trayectoria_alicia_massieu_923390.html).

En este Tiempo en el que… la Humanidad está asistiendo a una Transformación maravillosa de la Conciencia… la Cultura y el Arte es Faro que Ilumina el Camino…

  • Hugo Fernández Robayna

    Gracias por refrescar la memoria del artista, haciendo más hermosa nuestra Tierra. Abrazos

  • Hugo Fernández Robayna

    Y enhorabuena por el poema y por la distinción