Ciudadanos, el partido tránsfuga de Albert Rivera en Canarias

Comencemos por la Definición de tránsfuga: «Persona que con un cargo público no abandona este al separarse del partido que lo presentó como candidato». Así nos define el término la RAE. Para asombro de muchos, sin embargo, hay quienes en #Canarias, hacen oídos sordos cuando se conducen –en su vida política– como tales, como tránsfugas. Albert Rivera, Roma no paga a traidores.

Bien lo sabe el grupo de CC-PNC en el Cabildo de Tenerife que tuvo que instar –sin éxito inmediato– a que los consejeros de la corporación insular, Enrique Arriaga y Concepción Rivero, fueran cesados y expulsados del grupo de gobierno, desertores a los que Ciudadanos, el partido tránsfuga de Albert Rivera en Canarias, había echado del partido.

«Estamos ante un caso muy grave de transfuguismo que mancha el nombre de la primera institución de la isla. Ni la sociedad ni los miles de trabajadores que forman parte del Cabildo podemos estar representados por estas dos personas. Es una vergüenza para la institución que dos tránsfugas formen parte del equipo de gobierno porque el transfuguismo es una forma de corrupción», afirmaron los nacionalistas en aquella ocasión

Programa del tránsfuga

Del mismo modo se condujeron los ediles de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife: sus dos votos tránsfugas –perpetrados desde Ciudadanos hacia el PSOE– le sirvieron a la socialista Patricia Hernández para desalojar a CC de la histórica Alcaldía de Santa Cruz de Tenerife. Albert Rivera, Roma no paga a traidores.

La dirección de Ciudadanos en Canarias anunció, entonces, la apertura de un expediente de expulsión a sus dos ediles, Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano. Con todo, las consecuencias de dicha apertura de expediente se dirimen –hoy– en los juzgados. Albert Rivera, Roma no paga a traidores.

Ciudadanos, el partido tránsfuga de Albert Rivera en Canarias, no tiene ningún crédito a día de hoy: Enrique Arriaga, Concepción Rivero, Matilde Zambudio y Juan Ramón Lazcano son Ciudadanos, un proyecto político de mentira, lleno de traidores con sed de protagonismo.

Llegó la hora de la verdad, Albert Rivera, Roma no paga a traidores; el #10N, las urnas de Canarias, tampoco.