Una de las cuestiones fundamentales que atraviesa la historia de Canarias es la comprensión de la misma desde su totalidad, o desde alguna de sus partes (islas), recayendo en el insularismo. Éste último con una triste y posible variante centralista: pensar Canarias principalmente desde Tenerife o Gran Canaria, sus islas capitalinas y más densas en población.

Dicho de otro modo: ¿es Canarias una unidad, o simplemente hay que verla como un conjunto de islas, sólo visible desde cada una de ellas, o desde su modalidad centralista: Tenerife y Gran Canaria?

Para el nacionalismo canario plural, diverso e integrador que defendemos en Somos Canarias, una de las razones históricas de la división del nacionalismo canario ha sido este localismo insularista que es necesario superar. Es más, no podemos repetir el centralismo que criticamos a Madrid en su trato con nuestro Archipiélago: somos ocho islas que conformamos esa unidad política que se llama Canarias –unidad política que tiene una realidad histórica, política, económica, social y cultural que la sustenta–.

El orgullo de Coalicion Canaria

Y aquí, es importante remontarse al surgimiento de Coalición Canaria (CC): el origen plural, diverso e integrador de CC es una fortaleza y no una debilidad que se debe incorporar en ese relato nacionalista del s. XXI. ¿Por qué? Porque le ha permitido tener esa flexibilidad negociadora donde no ha tenido que hipotecar su idea rectora, Canarias, como sujeto político que guía su ideario y su acción política; por cierto, una pluralidad y diversidad que es fiel reflejo de las partes (islas) de su totalidad (Canarias).

Repetimos algo enunciado en este rincón: el nacionalismo canario no es el vasco, el gallego, o el catalán; ni por su génesis, ni por su historia o práctica política. Canarias tiene, pues, personalidad propia; por eso, ha de recorrer su camino desde su propia singularidad.

Finalmente, si no comprendemos este presupuesto ideológico, el nacionalismo canario se disgregará en agrupaciones insularistas donde ninguna de ellas será capaz de comprender Canarias como un todo, y como primera identidad política. Cuando ahora escuchamos la puesta en duda de la legitimidad o la importancia de la triple paridad, no olvidemos esta reflexión. José Miguel Barragán, el secretario general de CC, lo acaba de recordar: «La triple paridad ha dado equilibrio a Canarias»1.


1 «Entrevista a José Miguel Barragán, por Bárbara Hernández y Arcadio Suárez», Canarias 7.