PARA OTRO LADO

El gobierno socialista de Pedro Sánchez

mira para otro lado cuando se trata de cumplir acuerdos

Lo hemos avisado una y otra vez desde este rincón de Somos Canarias: el gobierno socialista de Pedro Sánchez mira para otro lado cuando se trata de cumplir acuerdos que deberían implementarse inmediatamente. Ya no somos necesarios en la aritmética electoral en Madrid, y por lo tanto, vuelve a relucir el centralismo y ninguneo con el que periódicamente castigan nuestro archipiélago.

El presidente nacionalista del Gobierno canario, Fernando Clavijo, ha hecho unos declaraciones sustanciosas sobre esta situación: en las relaciones con los diferentes ministerios, «ni avanzan ni sale nada concreto»; es más, no se espera nada bueno, «no hay fechas para la firma de convenios ni se cristalizan los  acuerdos que están reflejados en los Presupuestos de 2018»; corriendo el peligro de que no puedan ejecutarse, «estamos en el mes de septiembre y el plazo para ejecutar las partidas seguidas se acortan, sin fechas y si se dilata a octubre y noviembre, no va a quedar margen de maniobra».

Además, Fernando Clavijo hizo la propuesta sensata y razonable de que se convocara una conferencia para poder escuchar la opinión de las comunidades autónomas en el tema fundamental de Cataluña, siendo respondido de forma altanera por el ya famoso José Luis Ábalos en otro gesto que lo va definiendo ante la opinión pública.

Madrid no escucha a Canarias, sólo quiere ver repetido su eco político y mediático: un centralismo soberbio que debe ser señalado como tal ante la ciudadanía canaria.

TRABAJAR DESDE EL CONSENSO

Sí, y otra vez vuelve a dar una lección de saber estar el presidente de nuestra tierra:

«Creo que es positivo que las CCAA estemos en ese debate, al menos a mí me gusta trabajar desde el consenso y de escuchar a todas partes. Además le debemos demostrar que el Estado no está solo, que todos somos Estado y que estamos unidos frente a cualquier desafío», el debate catalán, «no puede seguir monopolizando ni la actualidad ni la gestión, porque luego tenemos muchos retrasos en otros asuntos importantes para Canarias, que no se resuelven porque parece que todo se paraliza».

Estamos ya cansados: Canarias vuelve a ser ninguneada por el gobierno socialista –centralismo rancio, sabemos de qué hablamos–. La ciudadanía también lo sabe y lo volverá a demostrar en las urnas.