Una de las características de las crisis, sean individuales o colectivas, es que nos desnudan. Dicho de otro modo: nuestras virtudes, y cómo no, nuestras carencias se manifiestan irremediablemente. El gobierno desnortado e ineficiente de Pedro Sánchez está desbordado e intentando justificarse cada vez más ante la evidencia de su mala gestión.

La amalgama de gobierno de Ángel Víctor Torres

Algo que ya está teniendo su reflejo en la amalgama de gobierno de A. V. Torres cuando nombra dos nuevos gestores con experiencia en Sanidad, dejando claro lo que piensa de cómo está afrontando esta crisis Teresa Cruz, la consejera socialista que ha logrado irritar a todo el personal sanitario con su desorganización e ineptitud. Si ampliamos nuestra perspectiva, nos encontramos con una Consejería de Educación inoperante que, no sólo no estaba preparada para una crisis de esta naturaleza con una política de educación online acorde con el s. XXI, sino que ni siquiera tenía asegurada la operatividad de sus infraestructuras digitales, o cómo va concretando instrucciones contradictorias y ambiguas desconcertando a los centros, o cambiando de estrategia sin escuchar a la comunidad educativa -estén atentos a lo que ocurre en esta área, puede ser un ejemplo de cómo es imposible hacerlo peor-.

Fernando Clavijo

Frente a lo anterior, Fernando Clavijo recordaba algo obvio y de justicia para nuestra tierra en este momento crítico: “llevamos ya dos años y medio reivindicando el derecho de los canarios a gastar su propio dinero», o sea, poder utilizar con urgencia el superávit de nuestra comunidad autónoma, para luchar contra las consecuencias sanitarias, sociales y económicas del COVID-19, y recordaba que en los últimos tres años el superávit de Canarias asciende a unos 1.500 millones de euros: «una cantidad que el Estado debe desbloquear para que el Gobierno de Canarias lo destine a Sanidad y para contribuir a hacer frente al drama que sufren y sufrirán miles de canarios y canarias por el cierre de empresas, los despidos laborales y los expedientes de regulación de empleo».

¿Qué está pasando?

Madrid no hace caso, y mientas tanto, el socialista A. V. Torres calla ante esta injusticia cronificada para Canarias. Lo dicho: las crisis nos desnudan a todos; ya sabemos qué piensan y cómo tratan los socialistas a nuestra tierra -por el contrario, el nacionalismo canario de CC-PNC siempre estuvo, está y estará en su lugar: defender y luchar por los intereses de Canarias sin hipotecas externas-.

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here