El Día de Canarias

en el mundo actual

No deja de ser problemático el porqué se celebra el 30 de mayo el Día de Canarias: se conmemora la primera sesión del Parlamento de Canarias, que tiene su inicio el 30 de mayo de 1983, nueve meses y medio después de la aprobación del Estatuto de Autonomía.

Como vemos, no es ningún acontecimiento histórico específico lo que se recuerda, al revés que en otras Comunidades Autónomas. También es verdad que se puede considerar –se hizo en su momento–, como una fecha clave donde se afirma la identidad del pueblo canario, por encima de insularismos y otras divisiones históricas que ha sufrido nuestro Archipiélago.

En todo caso, es un posible debate que tiene argumentos que deben exponerse y debatir en profundidad. No es ésta la perspectiva que elegimos hoy: veamos cuál.

En este día señalado queremos justificar el título de este breve artículo: «El Día de Canarias en el mundo actual», desarrollando qué significa «Canarias», y qué significa «mundo actual» desde nuestra interpretación.

Según la posición ideológica que se adopte, Canarias puede tomar varios significados: para nosotros, desde una opción nacionalista, Canarias es una identidad colectiva, una nación cultural por su historia y geografía que está insertada en una nación política llamada España, y en ese proyecto que llamamos Unión Europea; por otro lado, mundo actual implica estar entrelazado en esta globalización hiperconectada que singulariza el s. XXI.

Ahora podemos enunciar ese vínculo: ser canario es nuestra forma de ser contemporáneo, una tarea política, social y cultural que une nuestro pasado, presente y futuro.

Terminamos con una reflexión de José Miguel Ruano que sigue vigente en nuestra idea y sentimiento de Canarias:

«El hecho diferencial canario, objetivable desde el punto de vista geográfico, histórico, económico y cultural, es el fundamento, la raíz de nuestro nacionalismo. De esa realidad radical brota el despertar de la conciencia de canariedad, que ha eclosionado en las últimas décadas, haciéndonos sentir orgullosos de nuestra identidad isleña. Y de ambas, como de su fuente, bebe nuestro sentimiento nacionalista y nuestra reivindicación del mayor grado posible de autogobierno».

Hoy, sin duda, es un día para recordarlo.

¡Felicidades, Canarias!