Creemos, en verdad, que algunas declaraciones de un líder político reflejan su estilo lúcidamente: Fernando Clavijo como presidente nacionalista del gobierno canario está aquí:

«Gobierne quien gobierne, lo que nos preocupa es alcanzar buenos acuerdos para las Islas».

«Se puede hacer política sin tener que recurrir a frases grandilocuentes y dejando a un lado el postureo. A partir de ahí, no hay que darle mayor importancia al hecho de si me llevo mejor o peor con uno que con otro porque yo nunca he puesto los intereses personales por delante de los de los ciudadanos. Soy nacionalista y, por lo tanto, tengo una visión distinta a la del Partido Popular, pero lo que no voy a negar es que nos beneficia un diálogo fluido».

«Conceptos de diálogo, entendimiento y firmeza hay que trabajarlos por el bien común de los ciudadanos. En ese sentido, uno tiene que ser firme donde tiene que ser firme y cuando tiene que estar firme. Eso no es negociable».

«No se trata de elevar la voz por cualquier cosa, sino por cuestiones que deben tener una solución por la vía rápida. Eso es algo que ya hicimos con el descuento de residencia y con el asunto de las aguas».

«Más de la mitad de los españoles ya tenemos más de 40 años y hemos crecido con un texto que se tuvo que adaptar a un periodo posterior a una dictadura y al hecho de tener que vivir unas primeras elecciones. Nuestro estatuto de autonomía ya está desfasado. Coalición Canaria apoyó en su momento la aplicación del 155 para restablecer la legalidad, pero hace tiempo que defendemos que es el momento adecuado para reformar la Carta Magna. En ese punto, no hace falta que repita que las Islas tienen que tener un trato diferenciado».

A veces, sólo hay que escuchar atentamente