Era necesario por muchas razones, y el gobierno nacionalista de Coalición Canaria lo va a hacer, a pesar del cerrazón y el centralismo arrogante del gobierno socialista de Pedro Sánchez.

En un contexto político adverso, el impulso del gobierno nacionalista de Fernando Clavijo es la prueba de una cualidad de su líder: tiene piel de rinoceronte, y la paciencia para dar la vuelta a situaciones difíciles donde otros naufragan.

La economía funciona –a recordar la gran gestión de Rosa Dávila–, y ha llegado la hora de devolver y dignificar una administración pública y unos servicios sociales que dan cohesión a nuestra sociedad con su trabajo diario y silencioso.

Y así lo ha explicado José Miguel Barragán, el consejero de Presidencia, Justicia e Igualdad: se concreta en nuestro archipiélago el «Acuerdo para la Mejora del Empleo Público y las Condiciones de Trabajo en el Sector Público» de ámbito estatal firmado en marzo pasado con el Gobierno central, siendo posible de este modo que iniciativas como la vuelta a la jornada laboral de 35 horas semanales, garantizada ya para el personal de servicios generales, se apliquen también en sanidad y educación.

Y todo ello con un objetivo claro: «al entendimiento de que la mejora en las condiciones de trabajo del personal al servicio de nuestra Administración constituye un factor indispensable para el incremento de la calidad de la prestación de los servicios públicos, que, por ende, redunda en beneficio de la ciudadanía»; para que sean realidad, «otras medidas de mejora del empleo público, como son el restablecimiento del incremento retributivo en caso de incapacidad laboral transitoria, la mejora de la paga adicional del personal laboral, las condiciones de disfrute de excedencia voluntaria del personal funcionario o el aumento de la partida destinada a la ayuda social»; añadiendo además «la consolidación en el año 2019 de las medidas específicas para la carrera profesional del personal estatutario de sanidad, con los complementos retributivos para formación permanente del personal docente no universitario».

Tenemos un gobierno nacionalista de Coalición Canaria que impulsa y dignifica nuestro sector público con diálogo –en este caso, con la firma de CCOO, CSIF y UGT–, mientras otros siguen hablando de equidad, los socialistas centralistas de Madrid y los de aquí, los mismos que no tienen 20 minutos para sentarse a hablar sobre nuestra tierra, y que borran a toda una comunidad autónoma de su agenda política. Que se enteren, así se hace Canarias: con hechos que protagonizan los nacionalistas, los que luchan y les duele de verdad lo que aquí pasa, y no con griterío populista.