El gobierno nacionalista (CC-PNC) de Fernando Clavijo y su compromiso leal e incondicional por Canarias

El gobierno nacionalista (CC-PNC) de Fernando Clavijo y su compromiso leal e incondicional por Canarias
El gobierno nacionalista (CC-PNC) de Fernando Clavijo y su compromiso leal e incondicional por Canarias

Ya estamos sumergidos en las elecciones europeas, autonómicas y municipales donde Canarias, nuestra tierra, se juega gran parte de su futuro el próximo 26 de mayo: el gobierno nacionalista (CC-PNC) de Fernando Clavijo ha realizado una de las mejores legislaturas de la etapa democrática.

Ha tenido el centralismo político y mediático en contra (PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y ahora Vox), y a pesar de ello, ha logrado resultados históricos en el ámbito económico, social, y sobre todo, concretando un nuevo Estatuto de Autonomía y un nuevo REF (Régimen Económico y Fiscal) para nuestra archipiélago que será la referencia normativa de las relaciones entre el Estado y Canarias para las siguientes generaciones.

Y algo aún más difícil en la actual coyuntura política: todo ello demostrando un nacionalismo constitucionalista, sensato y moderado (reflejo de la personalidad de Fernando Clavijo) que, por ejemplo, en Madrid, ha llevado a Ana Oramas a ser una de las mejores políticas valoradas en todo el país –somos así: leales y comprometidos, no necesitamos ni la traición, ni el griterío para reivindicar lo que nos pertenece–.  

Esta es nuestra apuesta: o votamos a Canarias en la opción de CC-PNC, o Canarias seguirá supeditada a las tramas e intereses de los despachos de Madrid donde los partidos centralistas nunca se acuerdan de nuestra tierra.

Fíjense que solo cuando nos han necesitado en la aritmética electoral de sus mayorías en el Congreso, sea el PSOE o sea el PP, nos han tenido en cuenta: la existencia de una agenda canaria en Madrid depende de que tengamos fuerza política en Madrid y aquí gobernando en nuestra tierra, sin hipotecas externas.

Como toda acción individual o colectiva, se han cometido errores, y se han reconocido con humildad, pero antes que nada se ha mantenido un principio que es el interés mayor para cualquier canario o canaria: defendemos a nuestra tierra con lealtad, e incondicionalmente, sin hipotecas externas, y pudiendo mirar a la cara a la ciudadanía de nuestra tierra –otros no pueden decir lo mismo, que se lo digan a Ángel Víctor Torres: calló y miró para otro lado mientras su jefe, Pedro Sánchez, castigaba a Canarias sin transferir recursos ya acordados, enviándolos a Cataluña donde estaban sus socios independentistas–.

Ahora llegan las elecciones el 26 de mayo, y la ciudadanía canaria sabe quién nunca le fallará: el gobierno nacionalista (CC-PNC) de Fernando Clavijo.

Se llama ‘lealtad a nuestra tierra’, el respeto incondicional por nuestra gente que los partidos centralistas (PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y Vox) tantas veces olvidan.

Gracias por su apoyo en las pasadas elecciones, y gracias por la ola de apoyo y cariño que se avecina para estas próximas elecciones: ¡ustedes son nuestra tierra y nuestra gente!, esa es nuestra lealtad y nuestro compromiso y lucha como nacionalistas canarios.