La semana pasada se produjo el debate de la Nacionalidad en la Comunidad Autónoma de Canarias, doblemente importante por su fecha: es el último de la actual legislatura, y por lo tanto, un repaso oportuno de los logros que se han realizado; y por el otro, al estar próximo a dos citas electorales claves –las generales del 28 de Abril, y las municipales, autonómicas y europeas del 26 de Mayo–, como se preveía, ha sido un debate enconado como el escenario anunciaba.

Más allá de lo anterior, hoy queremos resaltar los avances alcanzados por el gobierno nacionalista de Fernando Clavijo, seleccionando estos dos apartados: en el primero, la consecución del nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias y el nuevo REF; en el segundo, los de su área económica.

1

Nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias

El gobierno nacionalista de Fernando Clavijo deja para la historia dos textos renovados que marcarán las próximas décadas: el Estatuto, «uno de los grandes triunfos democráticos en los últimos 30 años» y reivindicó su protagonismo al recordar que, cuando reactivaron su negociación y debate, «muchos mostraron escepticismo o hablaron de maniobra de distracción»; lográndose en el escenario actual de polarización ideológica, el Estatuto es un magnífico ejemplo de consenso mayoritario que eleva el techo competencial de las Islas y reconoce la condición de Región Ultraperiférica, algo clave para compensar la lejanía, insularidad y hasta la doble insularidad. Además, se logran competencias en las aguas perimetrales, se blinda el REF, se apuesta por el desarrollo sostenible y, en definitiva, se refuerza un fuero canario defendido con contundencia al negociar los presupuestos, al entender que las Islas sí están ahora, o deben estarlo, en «condición de igualdad al resto de españoles».

Nuevo REF

Sobre el REF, remarcó la inclusión del 75% de subvención para los billetes de avión y barco entre Islas y con la Península, el 100% en el caso de las mercancías, la flexibilización de la RIC y la potenciación de la ZEC, el reimpulso del sector primario y las medidas de mejora de la competitividad empresarial; en definitiva, ambos hitos aprobados en 2018 para una legislatura histórica.

2

Área económica

Y así, también con pruebas, el gobierno nacionalista de Fernando Clavijo ha conseguido otro hito fundamental: una gran  gestión económica en esta legislatura. Así, se recordó la reducción del paro por debajo del 20% (8,9 puntos menos entre el tercer trimestre de 2015 y 2018), remarcando, a su vez, el récord de afiliados en la Seguridad Social (913.000 en 2018), «con lo que se ha creado 120.000 empleos». La tasa de trabajo indefinido es del 15%, 3 puntos más que la media estatal; las dos provincias se sitúan entre las 5 que han recuperado todo el empleo destruido en la crisis, aparte de liderar el empleo femenino, y estar por encima de la media en el juvenil y con una subida salarial del 3%, cuando el país presenta un 1,8.

Estos datos justifican que Canarias subiera la renta doméstica per cápita un 3,3% en 2015 y un 2,6 en 2016. O que fuese la comunidad donde más bajó la tasa de pobreza entre 2016 y 2017, con 4,5 puntos menos frente al 0,7 estatal, así como la reducción de la desigualdad económica entre 2015 y 2017, con 3 puntos menos, frente al 0,3 nacional –de este modo, destacó que el número de canarios con problemas para llegar a fin de mes bajó un 15,5% (unas 327.000 personas)–.

Finalmente, recordó la exención en un 99% del Impuesto de Sucesiones, la rebaja del IGIC cultural o el de vehículos híbridos y eléctricos o, la gran liquidez de la Comunidad, la reducida deuda hasta convertirla en la menor per cápita del país y la «sólida ejecución presupuestaria», lo que ha hecho que la Airef dé ya un notable.

Por todo ello, y por otros logros que iremos desgranando en otros artículos, destacó que ha cumplido su programa «razonablemente bien», y Canarias está ahora «sustancialmente mejor» que en 2015: sí, estamos orgullosos del gobierno nacionalista de Fernando Clavijo, y de su estilo pausado y sensato, el mejor aval para las dos siguientes citas electorales, donde la ciudadanía canaria sabrá reconocérselo, frente a aquellos que castigan y engañan a nuestra tierra desde el centralismo del gobierno de Pedro Sánchez, y el seguidismo adulón de Ángel Víctor Torres que traiciona a Canarias justificando lo injustificable –no, ya no engaña a nadie este socialismo que se dice canario–.