El Hierro:

Bucear en el Paraíso

Volver a la

Isla del Meridiano

Volver a la Isla del Meridiano nos llena de ilusión y sentimos un torrente de nervios que se arremolina ante la partida que nos emociona: en nuestro rostro se ilumina una sonrisa y, en nuestro interior, estamos ansiosos, ansiosos por el esperado reencuentro.

La alegría que sentimos al saber que volvemos a El Hierro es un sentimiento que compartimos con todos los visitantes que la eligen como destino; porque para nosotros se avecina la mejor de las experiencias: el reencuentro con amigos y con la belleza de una tierra que, en cada pueblo, en cada lugar y en cada municipio, es presa de un amor inusitado por la naturaleza, por la belleza de su propio entorno y por la riqueza inconmensurable de su límpido mar.

Y de esa impresionante fuente de vida es de la que vamos a hablar hoy. A nadie se le escapa que Canarias es un destino turístico para infinidad de buceadores. Sin embargo, muchos de ellos atestiguan de un modo directo que las aguas de El Hierro tienen algo especial.

Como bien es sabido El Mar de las Calmas se encuentra fuera del alcance de la corriente fría de Canarias y del influjo de los vientos alisios predominantes; de manera que su temperatura es algo más cálida que la de las aguas próximas. A ello se suma la variedad de especies marinas que habitan la zona y la particular orografía del fondo –de naturaleza volcánica– que, juntas, hacen de este enclave un lugar mágico para los buceadores apasionados que viven intensamente la práctica del submarinismo.

«La localización de la Reserva se determinó por su especial situación geográfica con respecto a las corrientes marinas, por estar al abrigo de los vientos Alisios (dominantes en todo el Archipiélago) y por la variedad y complejidad de los fondos existentes; este espacio, tenía y tiene un gran potencial de especies, cuantitativa y cualitativamente (…).

La Reserva ocupa una franja en la costa suroccidental de la isla de El Hierro, con una superficie de 7,46 kilómetros cuadrados (750 hectáreas), y un perímetro de 21,037 kilómetros. Hay una zona central de reserva integral, a ambos lados existen zonas de usos restringidos, y a los lados, la zona general de Reserva marina».

Wikipedia

Desde Somos Canarias, te animamos a visitar el encantador pueblo de La Restinga –al que otro día dedicaremos su merecida entrada– al sur de la isla.

La magia de nuestro mar

te espera allí

Buceo La Restinga El Hierro

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here