¡El Amor! «Fuera los miedos»

…Casi no podía caminar ni veía el Horizonte. Mi vista se nubló, y me sentí atenazada por el miedo a lo desconocido… quise avanzar y no podía…

¿Qué me estaba pasando?

…el miedo se apoderó de mi, no me dejaba avanzar.

…A lo lejos veía figuras desdibujadas, borrosas, que no las distinguía, cadenas inexistentes se apoderaron de mi, sin poder caminar ni moverme, alambres del interior de mi mente, me tenían presa de miedo, de pánico.

…Miré en mi interior, supe que tenía que romper «cadenas» porque a mis células las estaba torturando…

…Cuando llegué a la «cima» de la montaña, vi algo precioso, la «Energía» que emanaba del Universo.

Miré hacia abajo… estaba la mar en calma, aquel color transparente azulado verdoso… las olas imponentes se elevaban y chocaban contra el acantilado produciendo un ruido ensordecedor que me hizo comprender… ¡cuánta belleza!

…Entró la felicidad en mi ser, una energía blanca transparente, burbujas de rayos de sol, que iluminaron mi interior… que me hicieron sonreír, sentí lo que era la felicidad encontrada sin buscarla.

La tenemos alrededor y no nos damos cuenta…

Desapareció el miedo a lo desconocido…

Miré hacia la tierra, verde, tan verde y lozana, fresca la hierba.

…Vi un reguero de hormigas, almacenando comida para el invierno, recorriendo el camino sin detenerse.

Comprendí que antes las dificultades, por muchos obstáculos, calamidades, el horror de ver morir a tantos seres humanos, del mundo; se nos encoge el corazón, el alma de pena, de tristezas, de lágrimas amargas, de impotencia, ante tanto desatino de los gobernantes de esta tierra.

…Siempre hay una salida ¡La esperanza de un mañana!… La Cultura, el Amor y la Justicia como cetro, la espada de la Libertad en alto… porque el Universo actúa… «no es castigo, es enseñanza» ante la crueldad de la maldad… de estos mandatarios «no todos… hay muy buenas personas, llenas de amor, honestas, y con gran sabiduría… esas son las que nos representan»…

…Si vas por la vida… ayudando, amando, compartiendo… es la felicidad plena en tu interior, admirando cada piedra del camino, a cada ser, árbol, flor, ríos, la mar, cielo, estrellas, montañas…

La Libertad del pensamiento… ahí está la verdadera felicidad; La Oración, la Meditación, la relajación…

En esta vida estamos de paso… y tenemos que aprender muy bien las lecciones para pasar a otro plano superior.

…Comencé a bajar la montaña, ya no bajaba… volaba…

…El miedo había desaparecido, porque lo aparté de mi mente.

La hermosura de la valentía la tenemos en este relato real.

Un médico, le pregunta a un niño con cáncer ¿qué significa para ti la muerte?

El niño con toda su sabiduría y una sonrisa, le contesta; La muerte para mi es como cuando te duermes por la noche, y te despiertas… «en tu casa», el Cielo.

¡Cuánto amor, que sabios son los niños, debemos de aprender de ellos!…

…Esta es la mejor definición de la ausencia del miedo que he escuchado.

La Paz, el Amor, la alegría, la meditación, Oración, relajación… nos lleva a la fortaleza, valentía de sentirnos felices …aun superando los momentos muy duros de nuestro caminar… por los senderos de la vida…

…Porque nuestro pensamiento es Amor.

«Las pruebas hay que superarlas».

Sonríe, ríete cada día…

Eso es Felicidad

¡Y la Felicidad es Amar!

Artículo anteriorTRAVESÍAS
Artículo siguienteLa Herencia de nuestros Antepasados
Poeta, pintora, escritora, escultora y fotógrafa. “Académica de Merito y de Honor por su Trayectoria Artística y Literaria además de  “Ciudadana Honorífica” en Italia, nacida en las Islas Canarias donde reside y crea sus obras. Galardonado desde el año 1996 al año 2017 por su participación en diversos Certámenes (http://www.artemorilla.es/1/trayectoria_alicia_massieu_923390.html). En este Tiempo en el que... la Humanidad está asistiendo a una Transformación maravillosa de la Conciencia... la Cultura y el Arte es Faro que Ilumina el Camino...