Muchos sospechábamos que el #GobiernoPINOCHO del adulón, Ángel Víctor Torres, andaba desnortado –como pollo sin cabeza–. Al trato displicente de Madrid hacia el gobierno canario, se suma –ahora– la poca sintonía entre los líderes de esa izquierda suspicaz, que suscribieron el hasta ahora yermo «Pacto de las flores».

El pasado mes de mayo, la hoy consejera de Derechos Sociales, Igualdad, Diversidad y Juventud del Gobierno de Canarias –y diputada por la formación morada Sí Podemos Canarias–, Noemí Santana, consideraba inútil la ejecución de la obra del puerto de Fonsalía (al suroeste de Tenerife). Según se lee en la propia página de Sí Podemos Canarias (12-5-2019):

«Noemí Santana, candidata a la Presidencia de Canarias por Sí Podemos Canarias en las elecciones del próximo 26 de mayo, ha asegurado que “nosotras apostamos por infraestructuras necesarias para la gente, como el hospital del Sur, que lleva la ciudadanía esperando por él 20 años, y el del Norte de Tenerife; pero no por las obras faraónicas de Coalición Canaria, como pueden ser el puerto de Granadilla o el de Fonsalía, que no sirven para nada”».

¿En serio, «obras faraónicas que no sirven para nada»?, ¿olvidarnos del Puerto de Fonsalía? ¿Eso es, Noemí, lo que quieres para #Canarias?

Cuatro meses después, Pedro Martín –al que hizo presidente del Cabildo Sí Podemos Canarias–, pide al Gobierno de Canarias –del que forma parte Sí Podemos Canarias–, que «impulse» el puerto de Fonsalía, consciente del enorme beneficio para el municipio de Guía de Isora y del mínimo impacto medioambiental en el enclave elegido parra el proyecto (El Día 22-09-2019):

«Defensor a ultranza de la relevancia del puerto de Fonsalía desde la perspectiva de la comunicación, porque evita las complejidades de la movilidad que registra Los Cristianos coincidiendo con las horas de mayor movimiento portuario y porque reduce el tiempo del transporte interinsular –con el consiguiente ahorro de coste económico y medioambiental–, Martín resalta la aportación de atraques de embarcaciones deportivas y de cruceros, así como «la solución que supone para los pescadores de Playa San Juan, a los que dará más seguridad, sobre todo»».

¿Dónde quedan ahora tus palabras, Noemí Santana? Esta «coautora» del #GobiernoPINOCHO, que ha vendido a Canarias para obtener rédito político a toda costa –recordemos cómo traicionó al nacionalismo canario cuando abandonó Nueva Canarias–, refleja el comportamiento típico de esa izquierda populista ávida de poder en sintonía con la denostada Venezuela chavista, nuestro amado país hermano, que se ha visto subsumido en la miseria por mor de unas políticas decadentes, obsoletas e inmisericordes. ¿Eso es, Noemí, lo que quieres para Canarias?