El pasado domingo 29 de Julio, el diario Canarias 7 publicaba una entrevista con Fernando Clavijo, el presidente nacionalista del gobierno canario. En ella, se hacía repaso de temas centrales, con una reflexión pausada de la gestión realizada hasta el momento; además, en un momento oportuno por su reciente designación por CC-PNC como candidato a la presidencia para las elecciones autonómicas de 2019. Por ello, es necesario recordar algunas cuestiones que se desarrollaron en esa entrevista, por ejemplo, la relación de la agenda canaria con los partidos nacionales, PSOE y PP:

«Visto lo ocurrido en el último mes, da la sensación de que la llamada agenda canaria se ha quedado en el limbo en Madrid. ¿Le preocupa esa situación?

— Sí. Creo que la agenda canaria ha sufrido un frenazo. No creo que esté en el limbo porque las partidas presupuestarias están todas, pero evidentemente un cambio de gobierno supone un cambio de interlocutor, volver a explicarlo todo, poner a los ministros en los antecedentes de muchas cosas… Eso fue un poco lo que hicimos esta semana con la ministra Meritxell Batet. Ahora se trata de sacar los expedientes adelante y firmar los compromisos».

Entrevista a Fernando Clavijo, por Francisco Suárez ÁlamoCanarias 7

La importancia del nuevo Estatuto de Autonomía de Canarias:

«El nuevo Estatuto de Autonomía está listo para su aprobación. ¿Teme que se quede por el camino por un adelanto electoral?

— Es un escenario posible pero no nos gustaría. Habiendo sacado el REF de la financiación autonómica, cuando se abra el debate del nuevo modelo de financiación, vamos a estar sentados en igualdad de condiciones que otras comunidades. Y si se abre el melón de la reforma de la Constitución y del modelo de Estado, Canarias tiene que tener su Estatuto aprobado para poder estar en la mesa en igualdad de condiciones, e independientemente de que se hayan introducido algunas modificaciones como la propia ley electoral, para nosotros es más importante que se reconozcan los derechos históricos de Canarias y que tengamos un Estatuto de nueva generación. Lo de la ley electoral es, en sentido, algo secundario para nosotros».

Ibid.

Su visión como candidato para la presidencia en la elecciones autonómicas de 2019:

«CC acaba de designarlo candidato. Hace tres años usted dijo que le daba vértigo asumir la Presidencia del Gobierno, ¿ahora le da vértigo verse de nuevo de candidato?

— Es un escenario distinto. Ahora tengo tres años de gestión. Yo venía de un Ayuntamiento, de una Alcaldía, y la Comunidad Autónoma era una administración que desconocía. Ahora ya lo conozco. Tuve que trabajar y estudiar mucho y los seis primeros meses fueron intensos para empaparme de todos los asuntos. Ahora no siento vértigo, más allá de lo que uno siente cuando se presenta a un examen, a una prueba, y todavía no estoy en esa clave. Después de marzo tendré esos nervios».

Ibid.

O la importancia de una posible confluencia del nacionalismo canario:

«¿La posibilidad de una confluencia entre CC y NC fue el sueño de un día? ¿Lo damos por descartado? ¿Es retomable?

— No doy nada por descartado. Esta tierra necesita un partido nacionalista fuerte, un partido de obediencia canaria. Creo que ideológicamente las diferencias con Nueva Canarias son evidentes pero fueron evidentes también cuando se conformó CC: Asamblea Majorera tenía unas posiciones ideológicas muy distintas a las de API, por ejemplo. Pero creo que por responsabilidad, en estos momentos de centralismo absoluto del Estado, Canarias necesita tener representantes que la defiendan. El otro día escuchaba a Román en una entrevista y venía a decir que yo sería el único candidato de CC que no iba a ser presidente; tendrá que decidir el pueblo, pero si yo no fuese el presidente, me gustaría que el presidente fuese alguien de Nueva Canarias, porque estoy convencido de que defenderá y representará a esta tierra mejor que otros que tendrán que pedir permiso en Madrid o en Barcelona para tomar decisiones».

Ibid.

Finalizamos recordando algo fundamental: la existencia de un líder nacionalista, Fernando Clavijo, que realiza una defensa firme de la agenda canaria –algo que los partidos nacionales (PSOE, PP, Ciudadanos y Podemos) no pueden decir, al depender de decisiones de Madrid, quieran o no–. Canarias no puede ser una comunidad autónoma de segunda, ni estar continuamente explicando su singularidad: la ciudadanía de nuestra tierra lo sabe desde hace mucho tiempo.

Sin más, la línea editorial de Somos Canarias se despide hasta septiembre y les desea un feliz agosto a tod@s nuestros lector@s.