Garajonay,

una leyenda de película

Hablar de la bella isla de La Gomera es un siempre un placer. Hoy, desde Somos Canarias, nos acercamos a uno de sus más bellos lugares: El Parque nacional de Garajonay.

El Parque nacional de Garajonay se extiende por una superficie que supera el 10 % de la isla de La Gomera. Fue declarado como tal en 1981. Posteriormente, en 1986, la Unesco lo incluyó entre los bienes que forman parte del Patrimonio de la Humanidad. El parque es también desde 2012 Reserva de la Biosfera conjuntamente con toda la isla.

Wikipedia

Joyas

Hay joyas que tienen un valor inestimable, algunas por la valía que poseen, otras por el poder de evocación que despiertan en sus dueños –por lo que nos hacen recordar–. Para Canarias, el Parque Nacional de Garajonay no tiene un valor que podamos cuantificar:

Por una parte, nos emocionamos, cuando recordamos la mágica sensación que nos invade al pasear por sus senderos –naturaleza que sobrecoge–.

Por otra, es una de las más bellas expresiones de la naturaleza en las Islas de la Macaronesia:

Un tesoro de La Gomera,

un orgullo para Canarias

Se trata de un bosque húmedo fascinante, paradigma de la laurisilva canaria, que nos descubre sus misterios entre senderos serpenteantes, espectaculares vistas hacia paisajes de ensueño y una orografía que testimonia un origen volcánico, propio de otras épocas.

Garajonay,

la leyenda

Además del esplendor natural del que acabamos de hablar, el bosque encierra la leyenda de una de esas hermosas historias de antaño, que revela qué somos capaces de hacer los seres humanos por un amor verdadero. Nos referimos a la bella historia de Gara y Jonay, los dos jóvenes aborígenes de las islas, de quienes –en recuerdo de su hermosa historia de amor–, tomó nombre el bosque que los vio marchar.

«Una de las leyendas más románticas de Canarias es, sin duda, la de Gara y Jonay. Protagonizada por la princesa gomera Gara, y el hijo de un mencey tinerfeño llamado Jonay, cuenta cómo estos jóvenes se enamoraron durante un encuentro entre los menceyes de ambas islas.

Sin embargo, un adivino predijo que su amor traería desgracias en forma de fuego y de lava, por lo que los padres de ambos jóvenes lo prohibieron. A pesar de ello, Jonay escapó nadando sobre unas pieles de cabra hasta La Gomera, donde se refugió con su amada en los bosques más altos de esa isla.

Al verse acorralados afilaron una lanza por ambos extremos, la apoyaron entre ambos y se fundieron en un abrazo que acabó con sus vidas para siempre. Hoy aquel bosque lleva su nombre y ha sido convertido en el Parque Nacional de Garajonay».

WEBTENERIFE

Como puedes intuir, el Parque nacional de Garajonay es una visita obligada para todos aquellos que «se acercan» a la hermosa isla colombina –o tienen pensado hacerlo–. Otras veces, sin embargo, una decisión repentina –como dedicar el próximo fin de semana para hacer una excursión por el Garajonay– puede conducirnos a descubrir tesoros inesperados...

Turismo de La Gomera

Desde Somos Canarias, te recomendamos visitar La Gomera y conocer in situ la belleza del Parque y de la bella historia que atesoran sus bosques:

Garajonay,

una leyenda de película