Desde este rincón de Somos Canarias lo hemos avisado desde hace mucho tiempo: sólo votando a CC-PNC, un partido nacionalista sin hipotecas externas, nos respetarán en Madrid donde los partidos centralistas (PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y Vox) tienen su poder de decisión.

Allí, en sus cálculos e intereses, nuestro archipiélago se convierte en un territorio de segunda división, o si lo quieren decir de este modo: un lugar simpático para que sus líderes vengan de vacaciones y nos prometan como si fuéramos niños pequeños –así lo hizo el vengativo Pedro Sánchez respecto a Canarias–, que harán algún día un Consejo de Ministros por aquí.

Se lo decimos claramente: no nos tomes el pelo, y paga el dinero que debes a nuestra tierra y a nuestra gente y que enviaste a Cataluña a tus socios independentistas.

Quien vote el 26 de mayo al PSC-PSOE, sabe que está votando dos cosas que son muy perjudiciales para nuestro archipiélago:

1

Que desde Madrid no se respeten nuestro Estatuto de Autonomía y REF (nuestros fueros).

2

Que se materialice un gobierno de PSC-PSOE con la extrema izquierda de Podemos, mezcla de Groucho Marx y socialismo bolivariano, y con el comodín de Nueva Canarias (NC), que se olvidó de ser nacionalista hace mucho tiempo aceptando ser ese tonto útil que necesitan el PSC-PSOE y el radicalismo de Podemos –sin lugar a dudas: un gobierno centralista y adulón de Madrid y que nos llevará a la ruina económica antes de que acabe la legislatura–.

IMPARABLE OLA CANARIA

Coalición Canaria pone dos banderas canarias en Madrid

Frente a lo anterior, CC-PNC crece con su imparable ‘Ola Canaria’ para el 26 de mayo. Y lo hace rompiendo todas las encuestas, al igual que hizo en las anteriores elecciones generales, y ofreciendo aquello que solo un verdadero partido nacionalista puede dar: lucha y lealtad a nuestra tierra y a nuestra gente. Lo ha reflejado con estas palabras el presidente nacionalista Fernando Clavijo de CC-PNC:

Canarias «no se juega las elecciones, o tener un diputado o un alcalde más», sino que se está jugando «su dignidad y su futuro».

«Hace 26 años esta tierra se rebeló contra el desprecio y el ninguneo del Gobierno de España, y han sido los 26 años de mayor progreso para Canarias».

«El trabajo conjunto» de su partido ha conseguido que se reconozca el derecho de los canarios «a ser iguales a los demás».

Por eso, por nuestra dignidad, votaremos a CC-PNC el 26 de mayo: la imparable Ola Canaria crece sin que nadie la pueda contener.