Islas Canarias

Amanecer en un sitio… despertar cada mañana en un Paraíso ¡Como son nuestras Islas Canarias!

Aquella mañana, en que fui consciente de su riqueza, de su belleza, de mi fascinación por las Islas Canarias –un fantástico lugar donde vivir–: aquí. Estoy en un remanso de Paz, de  Alegría, de Amor. Aquella mañana comprendí que es:

Un privilegio que Dios nos ha dado,

¡Un regalo!

Ya lo decía César Manrique y tantos otros…

¡No sabemos lo que tenemos todos los canarios,

amemos nuestras islas!

Las Palmas de Gran Canaria, Tenerife, La Palma, La Gomera, Fuerteventura, Lanzarote, El Hierro, La Graciosa son únicas en el Mundo. Desde este escrito, me encantaría que la palabra «¡Amar!» se sientiese para todas.

Su gente, nuestros políticos, que nos ayuden a embellecerla: a conservar lo antiguo, a conocer el legado de nuestros aborígenes canarios –de quienes, hasta el día de hoy, hemos de aprender cómo vivían, qué hacían…–, origen de nuestras costumbres canarias.

Esto es Cultura,

el patrimonio de nuestros antepasados

Pido ayuda y respeto a los dirigentes de Canarias: para que unas islas como las Canarias apuesten por conservar esta hermosura de lo bello. Para que se adopten decisiones políticas para su cuidado y conservación; para que, cada día crezca nuestra fascinación por los paisajes verdes… por cuidarlas, como a nuestra casa, por mantenerlas limpias… que cada casa, rincón, plaza, calle, edificio, esté acorde con lo que es… con lo canario: ¡Nuestra Cultura Canaria!

¡Amemos nuestras Islas!

¡Todas y cada una de ellas son un Paraíso!