Hoy se cumplen 40 años de la Constitución española, y con ella de la mejor época política, económica, social y cultural de la historia moderna de este país desde la primera Constitución de Cádiz de 1812. Y lo es, eligiendo cualquier criterio de calidad política, progreso económico, avance social, o de impacto cultural: España ha consolidado un Estado del Bienestar, se ha integrado en la Unión Europea, y es por derecho propio uno de los países más avanzados del mundo –y esto avalado por organismos y clasificaciones internacionales, y no sólo por el estado de ánimo del que esto escribe–.

Recordar esto es necesario en la actual coyuntura política donde existen dos frentes políticos que impugnan el relato anterior: el independentista catalán, y el populista podemita, de ahí que no sea casual su alianza estratégica en la situación actual catalana.

Por ello, es importante recordar lo que hemos escrito en este rincón de Somos Canarias, referente al ejemplo político de Coalición Canaria que ha encarnado en este período democrático:

«Coalición Canaria (CC) y el nacionalismo canario han demostrado en este período democrático su visión de Estado, y un constitucionalismo que lo dignifican como partido, ideología y práctica política. Y desmiente un argumento que se ha instalado acríticamente a raíz de la crisis en Cataluña: el que nacionalismo y exclusión vayan unidos.

De ahí que haya que reivindicar la diferencia respecto a los nacionalismos catalán y vasco: nuestro nacionalismo es integrador y pluralista, espejo de una forma de ser y de la evolución histórica de la sociedad canaria. Les pondré un ejemplo: CC eligió estar al lado del gobierno en su aplicación del artículo 155 en la mayor crisis de esta democracia, cuando otros se opusieron o, demagógicamente, se abstuvieron, en una falsa equidistancia.

Por ello, se aspira legítimamente a que se reconozcan las especificidades de Canarias en la posible reforma de la Constitución. Nadie, pues, puede dar lecciones democráticas a este gobierno nacionalista de CC: el pasado y el presente lo avalan».

Terminamos recordando algo que es importante en esta coyuntura tan polarizada: Canarias se ha reflejado siempre en la firme trayectoria ejemplar de Coalición Canaria; de ahí, esa apuesta de nuestra ciudadanía por el nacionalismo constitucionalista que representa. Y no lo duden, lo seguirán reconociendo.