¡La Graciosa!

«La octava isla de las Islas Canarias»

Y aquella isla perdida, en el Atlántico, que Dios puso en la mar, Paraíso escondido, refugio de los elegidos… el mar, la mar, a veces verde, azulada, blanca… rodeada de montañas, islotes entrelazados que se comunican entre si.

A veces, se oye el viento, el aire que se une cantan, saltan, ríen como tierras vivas que bailan…

Y aquella música misteriosa que se oye a lo lejos son ellas…

La Felicidad la dicha las embarga.

Piedras esparcidas sobre la arena que caminan… círculos arabescos, misteriosos ¿serán de otras civilizaciones?

Llega la noche donde se oculta el Sol que embellece esa Isla, tocada por lo Divino, lo oculto… Sus gentes, trabajadoras, calladas, silenciosas… llenas de amor, belleza, solidaridad, reflejos de la noche que los aman… Al alba se levantan a navegar en sus barcas de pescadores a buscar el sustento… para sus moradores.

Sombreros de paja que tapan sus rostros, no sus almas blancas… ¡Que aman!… Casitas unidas, tan blancas como ellos, de la hermosura de una Isla perdida en el Atlántico.

LA GRACIOSA, PARAÍSO

Acantilados donde retumban las olas en la piedra, montañas elevadas que las miran… como si la espuma las amara.

¡Esta es la Isla

La Graciosa!

Un Paraíso perdido… en medio del Atlántico.

Óleo Impresionista «La Graciosa». Autora Alicia Morilla Massieu.

La Graciosa

Octava Isla

Islas Canarias

Remanso de paz, sosiego

luz, la hermosura

de una isla venida

del Universo Infinito

¡El Cielo!

Parece que la bruma

de las nubes la ocultan

¡La Graciosa!

la isla de Las Canarias

…un Paraíso en medio

del Atlántico.

Rayos divinos que caen

desde el cielo,

reflejos de ensueños

sobre la mar en calma,

arenas rubias, blancas,

aguas transparentes

verdes, azuladas, nácar…

montañas, islotes

que las resguardan y las aman…

Casitas blancas

todas unidas, como sus moradores

amor, luz, solidaridad

en la noche en calma,

…Se oye a los pescadores

al alba,

en sus barcas silenciosas

ellos mirando hacia arriba

rezando… ahí en lo alto está

¡César Manrique

que la ama!

Como a todas sus Islas,

Las Islas Canarias.

¡La Graciosa!

la octava isla

Un Paraíso en medio

del Atlántico.

¡Ella, es la poesía

hecha belleza de Sal

y agua!…