La secularización,

una asignatura pendiente del Islam

Primeramente, debemos comprender qué significa secularización, su etimología proviene del latín saeculare, que significa “siglo”, “mundo”. Por ello, secular se refiere a todo aquello que es mundano, por oposición a lo espiritual, lo santo, o lo divino; así, secular se opone a religioso, como profano se opone a sagrado.

Apoyándonos en Max Weber, entendemos la secularización “como proceso histórico-religioso de desencanto del mundo”, algo que ocurrió en la civilización occidental por ciertas razones internas de su desarrollo, y que, queramos o no, no sucedió en la civilización islámica, frente a aquellos que siguen afirmando la esencial similitud de nuestras culturas.

Nuestra idea es que la secularización es un asignatura pendiente del Islam. Mientras en todos los países musulmanes no haya una separación clara entre la esfera de lo político y lo religioso, nos encontraremos con una limitación que frena el desarrollo en todos los sentidos de estos países. Y algo más: serán un espacio de fácil influencia para el fundamentalismo islamista, que sabe y juega con el resentimiento y la ira de unos súbditos condenados a la ignorancia y la miseria por los regímenes dictatoriales que monopolizan el gobierno en el ámbito islámico –democracia y ciudadanía son, siempre, inherentes–.

Dicho esto, no es este factor el que explica el triunfo de este discurso en muchos jóvenes supuestamente integrados en las sociedades europeas, hay otro al menos que debemos señalar: la fascinación de una pureza religiosa que transforma sus vidas dándoles un nuevo sentido que, hasta entonces, no tenían. Sólo entonces la afirmación de Amos Oz, el gran escritor israelí, puede ser comprendida en todo su alcance:

«Creo que la esencia del fanatismo reside en el deseo de obligar a los demás a cambiar».

Ese es el objetivo que nos encontramos periódicamente con el terrorismo islamista: matar a cualquier otro que no piense como ellos. Ojalá me equivoque, pero estamos en el inicio de una larga guerra donde las bases de nuestra civilización occidental van a ser puestas en entredicho.

Saber quiénes somos y el porqué,

es algo que no podemos olvidar

 

Leave a reply

Please enter your comment!
Please enter your name here