Pueden hacernos caso o no, pero la realidad tiene una característica irrefutable: es tozuda frente a cualquier esperanza infundada.

Lo avisamos en este rincón de Somos Canarias: El gobierno socialista de Pedro Sánchez estaba convirtiéndose en EL GOBIERNO MÁS CENTRALISTA, con menos sensibilidad para las singularidades de nuestro archipiélago de toda la democracia española.

Pues ya lo tienen actuando, y además con una característica del liderazgo de Pedro Sánchez (y de su lugarteniente, José Luis Ábalos) que lo torna aún más criticable: su arrogancia.

Le da igual lo que ocurra a Canarias y a su ciudadanía, es más, desarrolla el centralismo más rancio que pueda imaginarse. Lo sabemos: Pedro Sánchez, Canarias no está en tu agenda.

Lo ha recordado estos días con el último episodio que ha protagonizado su gobierno con los acuerdos que deberían implementarse ya: los retrasa unilateralmente, engañando respecto a los compromisos contraídos en su última reunión con Fernando Clavijole guste o no, el presidente del gobierno canario. Rosa Dávila lo ha denunciado expresivamente:

«Es muy grave lo que está haciendo el Gobierno de Pedro Sánchez con Canarias porque no es un problema de recursos sino la voluntad expresa de quitarnos el dinero», preguntándose asimismo: «qué moto está vendiendo este señor», para finalmente demostrar la indignación de todo el gobierno canario: “Estamos estupefactos, de verdad”».

Y mientras tanto, el líder de los socialistas canarios, Ángel Víctor Torres, apoya todas las decisiones de Madrid en un seguidismo que lo está convirtiendo en una caricatura cada vez que pronuncia esa palabra: Canarias.

lo sabemos pedro sanchez

Seamos francos y no escondamos la situación: un liderazgo débil que debe justificar lo injustificable para poder presentarse en mayo. Pero no, todo no vale: nuestra tierra merece al menos un último gesto antes de ser totalmente invisible para los socialistas canarios: no digan más política social, ni otras soflamas vacías. Digan esto: «Nos viene la decisión dada desde Madrid», se llama centralismo, y luego vayan y se lo explican a la ciudadanía de nuestra tierra. Ya no nos engaña: Ángel Víctor Torres, obedecer a Madrid frente a los intereses de “tu tierra” tiene estos costes…