¿BIENESTAR ANIMAL?

NO a los circos ambulantes

NO ambulantes con animales

NO a ningún espectáculo análogo

Los circos con animales, tanto domésticos como salvajes, carecen de regulación estatal, no hay ninguna ley, norma ni decreto que haga de corrección de la actividad que realizan los circos en España.

Es más, es que tampoco existe ninguna legislación europea al respecto, de manera que los circos con animales realizan su actividad en el territorio europeo, sean españoles o no, con total anarquía e impunidad, pues no se sujetan absolutamente a nada, salvo un reglamento sobre el transporte, 1/2005 que no se esmeran en cumplir, pues la deambulación con animales genera traslados incorrectos.

Europa debe legislar el Bienestar Animal, ¿y que engloba este bienestar? pues la «Seguridad, la Protección, y la Sanidad».

La Federación Europea de Veterinarios señaló hace poco que los directores de circos no sabían ni tan siquiera si las vacunas para un tigre eran obligatorias y aún menos cuáles eran estas. No existe desarrollo de norma para conocer qué tipo de cadena y que longitud se debe en su caso, poner a un elefante, si es que se ha de poner. Tristes animales que sobreviven aislados, cuando su naturaleza es gremial, sociabilización notable que no se cumple.

SOMETIDOS A COACCIÓN

Un nicho del más triste de los maltratos

Paradójicamente, a pesar de no haber normativa alguna, lo cierto es que el INAEM, Instituto Nacional de Artes Escénicas, perteneciente al Ministerio de Educación, entrega en España subvenciones a decenas de empresas circenses a principios de año (de las cuales solo 10 son españolas), esto es, sin contar aún ni tan siquiera con el beneplácito de los Ayuntamientos, es decir, sin conocer aún si tendrán aceptación y licencia de actividad.

Hemos de ser implacables en políticas de bienestar animal, y lo circos con animales son un nicho del mas triste de los maltratos, el que se hace queriendo violentar la dignidad del animal. Ver un oso con un tutú subido en una bicicleta no es divertido para él y tampoco puede ser una visión correcta para nosotros. Esa actividad no la haría en libertad, en su hábitat, la realiza porque está sometido a coacción.

Los circos se presentan como algo alegre y divertido atrayendo a un amplio sector infantil, que lejos de ejercer conocimiento sobre concienciación animal, son un foco de daño físico, psíquico, sufrimiento, abandono, maltrato y muerte.

De la manera que está concebida hoy la empresa circense está carente de dignidad animal y respeto, así como de una gestión cero del control del estrés en los animales. En la declaración de los Derechos de los Animales de Londres en 1977 se aseveraba que los animales eran seres sintientes, así como en la Declaración de la Unesco en 1978. En el Tratado Fundacional de la Unión Europea, Maastrich 1992, se hablaba de dignidad animal y seres sensibles capaces de padecer daño físico y psíquico.

Ya lo aseveraba el gran Desmond Morris, antropólogo ilustre de los años 60:

«No es divertido ver animales siendo coaccionados para actuar como humanos para nuestros fines lúdicos, animales reducidos y sometidos, bajo la vieja tesis de que ‘somos superiores y tenemos derecho a dominarlos’».

La cuestión que ha de quedar clara es que CUALQUIER ESPECTÁCULO con animales es éticamente cuestionable, pues atenta contra el bienestar animal y las mínimas normas del respeto y dignidad de los animales. Se ha de tender a la animación de cualquier tipo, espectáculos circenses –o no–, CARENTE DE ANIMALES.

BIOFILIA

No hay ninguna ley, norma ni decreto que haga de corrección de la actividad que realizan los circos en España.

Que importante es la educación y los valores que transmitimos a nuestros hijos, estos espectáculos, ni son divertidos, ni educativos, no podemos normalizar esas exhibiciones de animales, pues la enseñanza y valores a los niños y adolescentes se torna muy importante hoy. Y esto no es baladí, hasta el punto que para redactar la nueva Ley de Protección Animal de Canarias se encargó un informe sobre la infancia. Este señalaba que los niños no aprenden nada positivo viendo animales que hacen cosas contrarias a su etología, pues dista mucho, dice literalmente «de lo que hoy se conoce como respeto y protección de los animales».

Y es que la BIOFILIA es asignatura ya prevista para escuelas e institutos, es decir, las relaciones de las personas con los animales. La LO 2/2002 de Evaluación Ambiental señala que los poderes públicos  deben propiciar el valor del respeto a todos los seres vivos, y la Ley 26/2015 de Protección a la Infancia y Adolescencia, señala que los menores y adolescentes deben respetar a los animales. Todo ello en el contexto del ambiente social sensible que cada día parece encontramos en la calle.

CIRCOS NO AMBULANTES

¿Y porque esta regulación actual?

Porque es la línea tendente no solo de la legislación europea, directamente aplicable, sino de normativa además superior, como el Convenio Internacional de 1987 de animales de compañía suscrito por España hace unos meses, donde se trata de que poco a poco se enaltezca la figura de los animales, que no se les someta a sumisión y menos para divertimiento de las personas. De todos conocido el art 13 TFUE que señala que los animales son seres vivos sintientes, con sensibilidad física y psíquica y con ánimo de descodificarlos obliga a la legislación española, como el código civil o ley hipotecaria, a cambiar su personalidad, pasando de ser cosas y bienes semovientes a ser seres vivos.

Los niños no aprenden nada positivo viendo animales que hacen cosas contrarias a su etología.

Lo cierto es que flaco favor ha hecho el Loro Parque en este sentido, pues se rige por una ley distinta, la Ley de Zoos, y aunque es una actividad de exhibición y lucrativa lo cierto es que según parece el legislador valoró la actividad científica, cultural y divulgativa que hacen, siendo realizadas las actuaciones en un establecimiento perenne, no ambulante. Lo cual entendemos no merma al animal con el deambular cada noche, pero…a juicio de esta parte, la dignidad animal que se violenta es la misma. Por ello, la mayoría de los amantes de los animales pretenden que desaparezcan todo tipo de espectáculos sin que se premie establecimientos como el meritado. Aunque a algunos no les guste, podrían denominarse CIRCOS NO AMBULANTES.

En la actualidad 43 países están libres de espectáculos con animales, Bolivia, México, Colombia, India, Irán… Europa aporta 19 de ellos, siendo Irlanda e Italia los últimos en decidir este mes de noviembre de 2017 que los animales salvajes no podrán participar en esos espectáculos, bajo el principio irlandés del bienestar que señala que «no pueden ser sometidos a miedo y estrés».  

No podemos decir lamentablemente que España sea un país libre de espectáculos circenses con animales ya que no tenemos una ley marco de bienestar animal que lo declare, por tanto cada Comunidad Autónoma habrá de ir expresando su decisión. Únicamente la comunidad autónoma de Galicia, Murcia y Cataluña han prohibido expresamente la utilización de animales salvajes.

Y las Islas Baleares, desde el mes de julio 2017 en su ley de protección animal se declaró la prohibición de circos con cualquier animal, no solo salvajes, exactamente en la misma línea que se ha declarado con perfecto criterio la Comunidad Autónoma de Canarias, la prohibición de espectáculos circenses con animales domésticos y salvajes en el territorio canario, pues su anteproyecto así lo señala, y esto hay que celebrarlo. Pues es un inmejorable comienzo, en una línea absolutamente moderna y por ende bajo el marco del bienestar animal.

DESPLAZAMIENTOS CON IMPUNIDAD

Es importante señalar que la APDDA,(Asociación Parlamentaria de Defensa de los Animales), ha señalado en ocasiones que sin una Ley nacional para la prohibición de los circos con animales seguirá este país siendo testigo de accidentes graves, que no solo afectan al bienestar animal, sino también al de la ciudadanía en general. Hay que recordar que recientemente tuvo lugar un accidente en la península donde murió la elefanta Diana y resultaron implicadas las elefantas Belinda, Pira, Thai y Baby, causando heridas a dos de ellas, al volcar el camión que los transportaba. Los animales pertenecían al Circo Gottani, y este circo y muchos otros seguirán realizando actividades y, por ende, desplazamientos con impunidad.

La ciudadanía debe saber que el maltrato explicito no es el único sufrimiento que se puede generar en un espectáculo. El sufrimiento puede darse antes, es decir, durante los entrenamientos, que son, sin lugar a duda, ensayos y aprendizajes basados en el miedo y la coacción. Y es que ese es el mundo de estos animales, un cautiverio donde rige el AISLAMIENTO, el CASTIGO, el MIEDO y la SUMISIÓN.

Y poca gente se imagina el gran riesgo que conlleva para los ciudadanos en materia de seguridad pública, pues por lo general estos carecen de medidas de seguridad, evacuación o seguros de responsabilidad, que eviten riesgo para las personas. Y no digamos el riesgo para la salud, siendo la transmisión de enfermedades (zoonosis) una realidad.

En consecuencia es determinante conocer el problema en general, una cuestión de bienestar animal extremo, pero con connotaciones de salud pública y seguridad para las personas.

PROHIBICIÓN

Hacia la prohibición

del uso de animales en los circos

Para dar a conocer estos problemas y valorarlos, la APDDA convocó a varias asociaciones de bienestar animal y profesionales diversos, como etólogos abogados, veterinarios, psicólogos…a fin de realizar la I Mesa de Trabajo sobre Circos con Animales, que se celebró  el día 9 de mayo de este año 2018 en el Congreso de los Diputados, Madrid. Esta reunión se gestó bajo la denominación «Hacia la prohibición del uso de animales en los circos». El fin último de este grupo de trabajo es comenzar a redactar las bases de lo que podría ser precisamente una ley marco estatal, iniciativa para prohibir el uso de animales en los circos en todo el territorio español.

Tengo la satisfacción de haber estado invitada, de acudir a esta reunión a dar mi opinión y a aprender, desde Canarias acudí como abogada especialista en bienestar animal. Pude compartir esta suerte junto a Arancha Sanz de Madrid (INTERcids-Operadores Jurídicos por los Animales), Conny Duarte Restrepo (Coordinadora de Profesionales por la Prevención de Abusos, CoPPA), Nuria Nieto (Libera!, Valladolid), Laura Sánchez Murillo (Comisión de Derecho Animal de la Confederación Española de la Abogacía Joven), Ángela MolinaPablo Benet y Mercedes Ortolá(Coordinadora Animalista de la Comunitat Valenciana). Y los siguientes parlamentarios: los diputados Jorge Luis (Unidos Podemos), Guillermo Díaz (Ciudadanos), Joan Capdevila (ERC), Sergi Miquel (PDECat) y Marta Sorlí (Compromís) y los senadores Joan Comorera (En Comú Podem) y Vanessa Angustia (En Marea).

Esta reunión estuvo perfectamente organizada y moderada por Chesus Yuste, coordinador de APDDA, y comenzó con la participación individual de cuatro magníficos ponentes; José Enrique Zaldívar, veterinario y presidente de la Asociación de Veterinarios Abolicionistas de la Tauromaquia y del Maltrato Animal (AVATMA), Marta Tafalla, filósofa y profesora de la Universitat Autònoma de Barcelona, Pilar Badía, educadora de Aula Animal, y Anna Mulà, abogada de la Fundación Franz Weber.

Señalo de forma literal las importantísimas conclusiones de la reunión, orgullosamente las incorporo a este artículo en la revista Somos Canarias, cuya autorización poseo desde el APDDA.

Conclusiones de la reunión

«La APDDA promoverá una proposición de ley de prohibición del uso de animales en los circos en toda España, especificando establecimientos e instalaciones circenses y demás espectáculos análogos, incluyendo aquellos itinerantes y ambulantes, que elaborará un equipo jurídico coordinado por Anna Mulà. Dicha prohibición debe afectar a los animales que pertenecen a la fauna salvaje y a los que no, pues no existen razones científicas, legales ni éticas que justifiquen ese trato diferenciado entre especies.

Dicha iniciativa se sustentará en las numerosas razones científicas, éticas, pedagógicas y jurídicas que la avalan.

Debe resolverse la reubicación de los animales, ya que no es viable la reintroducción automática en su medio natural. Para ello es necesario un convenio entre administraciones públicas, empresas circenses, centros de rescate y ONG. Se propone establecer una hoja de ruta con un plan que prevea el destino de los animales, con las correspondientes dotaciones presupuestarias. Se trata de evitar que los animales puedan acabar abandonados, vendidos a otros circos de terceros países, en colecciones privadas o como trofeos para la caza enlatada por ejemplo. Se propone estudiar cómo lo han resuelto en los otros países (en nuestro entorno europeo, pero también en la India).

Dado que el circo utiliza animales para atraer el interés de niños, niñas y adolescentes, cuestionar el uso de animales en los circos debe ser un elemento clave en la educación infantil sobre el maltrato animal. En la misma línea, no solo habrá que emplear argumentos relacionados con la erradicación del maltrato animal, sino también argumentos en positivo de lo que supondrá el final de los circos con animales para fomentar la convivencia responsable entre humanos y el resto de animales».

APDDA

Y a la espera de la segunda reunión que contaré de forma extensa para todos ustedes en la próxima edición, siempre señalando que debemos ser optimistas, que los tiempos están cambiando, que la sensibilidad está en la calle y que ya no nos van a parar, QUE LOS ABOGADOS DE LOS ANIMALES HEMOS LLEGADO PARA QUEDARNOS PORQUE

¡Los animales son los únicos clientes

que siempre tienen la razón!


* En cualquier caso antes del anteproyecto ya había 19 municipios canarios declarados «libres de circos con animales», de entre los 420 en España; Canarias:

  • Adeje
  • Arrecife (Las Palmas)
  • El Rosario (Santa Cruz de Tenerife)
  • Isla de Fuerteventura (La Antigua, Betancuria, La Oliva, Pájara, Puerto del Rosario, Tuineje)
  • Gáldar (Las Palmas)
  • Güímar (Santa Cruz de Tenerife)
  • Las Palmas de Gran Canaria
  • Los Llanos de Aridane (La Palma, Santa Cruz de Tenerife)
  • Mogán (Las Palmas)
  • Puerto de la Cruz (Santa Cruz de Tenerife)
  • Telde (Las Palmas)
  • San Bartolomé (Las Palmas)
  • San Cristóbal de la Laguna (Santa Cruz de Tenerife)
  • Santa Cruz de Tenerife
  • Santa Lucía de Tirajana (Las Palmas)

*43 países: Bolivia, Mexico, Colombia, India, Irán. Europa aporta 19 de ellos:

  • Belgica
  • Holanda
  • Bulgaria
  • Estonia
  • Eslovenia
  • Finlandia
  • Chipre
  • Suecia
  • Protugal
  • Republica checa
  • Hungria
  • Grecia
  • Dinamarca
  • Polonia
  • Reino unido (país de gales y escocia están en ello)
  • Malta
  • Austria
  • Italia
  • Irlanda

*Las 10 razones que imperan, DECÁLOGO DE LA NEGACIÓN, de las razones de la mayoría de la población para negar los circos.

  • Nacen en cautiverio y crecen en un ambiente antinatural.
  • Nunca jugarán, ni se sociabilizarán como especie.
  • Son adiestrados, sometidos, haciendo cosas que en su medio no harían nunca.
  • Padecimientos psíquicos al ser sometidos, dada la confusión que se les genera al no montar en bici en la naturaleza ni pasar a través de bolas de fuego.
  • Padecimientos físicos dado los métodos a utilizar, como bullhooks, pinchos, descargas eléctricas…
  • Padecimientos mentales en consecuencia de los padecimientos físicos y psíquicos, estos pasan por las automutilaciones, estrés, golpes reiterados, ansiedad…
  • Traslados largos y tediosos a cada momento.
  • Aislamiento cuando no trabajan, encadenados, jaulas…
  • La defensa posterior ante la gente es morder y temor.
  • Cuando se hacen mayores o están enfermos se les entrega a laboratorios para vivisección, o a un zoo privado donde no se sabe la suerte que corren.

N. del E.: Sandra Barrera Vinent es la autora de este artículo; y quien, generosamente, lo ha compartido con Somos Canarias, como ejemplo de una encomiable labor de lucha en defensa de los derechos de nuestros hermanos, los animales. Le agradecemos profundamente su generosidad y le felicitamos por su profesionalidad y la honda sensibilidad que proyecta en sus trabajos. Un lujo.

Compartir
Artículo anteriorEntrevista a José Miguel Barragán
Artículo siguienteGreguerías posmodernistas (pencimientos)-IX
Tuve una infancia maravillosa, vivía con mis padres y hermano en una urbanización de 10 chalets en Guamasa, así que pasé toda la vida viviendo muy cómodamente en una casa con jardín donde tenía la suerte de disfrutar junto a mis tortugas, ranas, perros y gatos. En la urbanización había una docena de niños de mi edad, jugábamos al aire libre en un entorno rural, junto a un monte propiedad de la comunidad, que me permitía pasar largos ratos en contacto absoluto con la naturaleza. Mi tiempo libre lo transcurría jugando a baloncesto o leyendo libros, leyendo o jugando a baloncesto, nada me hacía mas felíz. Era una gran lectora, devoraba a Desmond Morris o Gerald Durrell, Jane Goodall, Konrad Lorenz… los mayores naturalistas de todos los tiempos, pero me gustaba también el misterio y los crímenes, fiel a Agatha Christie cuando aún las chicas de mi edad estaban ancladas en lecturas mas adecuadas. Estudié en el Colegio Nuryana de La Laguna, centro empeñado en que los niños fuéramos felices, leyéramos e hiciéramos deporte, lo cual cumplí de forma espontánea, así que mi infancia transcurrió sin límites y sin corsés; naturaleza, lectura y deporte. Mi juventud transcurrió en el Instituto Cabrera Pinto, donde elegí “letras mixtas” y no “puras” pues mi convicción desde la infancia era ser bióloga, estudiar la carrera de biología y poder investigar la fauna silvestre. Lo cierto es que siempre fui tan pésima en matemáticas, física y química que pronto olvidé esa inalcanzable meta, proponiéndome entonces ayudar a los animales de otra forma, y pensé que sería conveniente ser una abogado en pro de los derechos de todas las especies. Y así fue, estudié Derecho en la Universidad de La Laguna y posteriormente, estudié años la carrera Fiscal y Judicial, “judicatura” pues pretendí ser una juez o fiscal absolutamente entregada a la lucha por el bienestar animal y ser útil en discernir en los contenciosos donde el litigio versara sobre animales. Tras varias circunstancias y etapas, en el año 2000 inicié mi carrera de abogado en solitario, constituyendo Zoom Abogados y permitiéndome de vez en cuando coger asuntos solidarios y de forma altruista iniciar procedimientos judiciales o administrativos, todos “sobre animales” sin titular y de titulares sin recursos pero con animales a su cargo. Así hasta hoy. Lo que me ha permitido confirmar el gran desamparo de nuestros animales, tanto desde la perspectiva de ellos, sin cobertura ni garantías alguna, y desde la perspectiva del abogado, pues advierto sin mas una gran soledad. Juez sustituta del Juzgado Penal nº1 de Santa Cruz de Tenerife. Presidenta de Grupo Animalia.