Nuevos secretos del Angelote,

orgullo de la fauna canaria

Las Islas Canarias de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote atesoran un nuevo hallazgo relacionado con la naturaleza y el medio ambiente. Hablamos de una frágil raza de tiburón –completamente inofensiva para el hombre– (Squatina squatina) que, popularmente, conocemos en las islas como «Angelote».

Según acreditan recientes estudios científicos, las principales zonas de cría abarcan diferentes extensiones del litoral de las islas susodichas, diferentes zonas de reproducción que bien podrían ser consideradas «santuarios de la de cría del Angelote»; una de las especies de tiburón más amenazadas del mundo.

Resulta curioso, que dos de estas zonas de cría a las que nos acabamos de referir, se ubican en poblaciones costeras de gran afluencia turística. Según el «Aquatic conservation studio», un proyecto científico cuya misión es la de proveernos de conocimiento para salvaguardar las vidas de las futuras generaciones de Angelotes canarios.

Diferentes instituciones han colaborado en su puesta en marcha, a saber: el Museo de Investigación Zoológica Alexander Koenig de Bonn (Alemania), la Sociedad Zoológica de Londres y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

Asimismo, desde la ULPGC se ha desarrollado un programa de ciencia ciudadana, denominado «Poseidón», en clara alusión a la deidad de los marina de la Antiguedad Clásica. Así, gracias a la plataforma Poseidón, diferentes clubes de buceo han tenido un medio para notificar avistamientos de angelotes durante un año (desde abril de 2014 a marzo de 2015).

Los datos recabados revelan que el lugar de cría del Angelote se extiende por todo el archipiélago; ahora bien, la mayor parte de la población se concentra en las islas más orientales (Lanzarote, Fuerteventura, Gran Canaria y Tenerife). Y, probablemente, por tres razones:

1

Configuración física de su costa.

2

Más extensión de agua somera.

3

Mayor cercanía al afloramiento de aguas profundas ricas en nutrientes.

Asimismo, tres son las áreas más pobldas para cría del Angelote, orgullo de nuestras fauna marina.

1

La playa de Las Teresitas, en Tenerife.

2

El litoral de Puerto del Carmen, en Lanzarote.

3

Los fondos de El Cabrón, en Gran Canaria.

Según las conclusiones de las investigaciones realizadas, convendría poner veto a la pesca en las zonas de aguas someras, donde se ha comprobado que, de manera regular, hay presencia de Angelotes, tanto durante el período de emparejamiento que se corresponde con los meses de invierno, como en los meses de cría, que comprenden las estaciones de primavera y verano.

Cuidar el medio ambiente es

cosa de todos

«La participación de los buceadores recreativos ha demostrado ser una herramienta muy eficaz para obtener grandes volúmenes de datos en un área geográfica amplia en muy poco tiempo. El conocimiento y la participación de los buceadores ha contribuido significativamente a este estudio y también ha aumentado la conciencia sobre el estado de este tiburón en peligro de extinción».

Eva Meyers