A nadie se le escapa que nuestras islas han sido sido alabadas por multitud de visitantes como «bellos enclaves naturales» que asombran por su diversidad, colorido y variedad. Gracias a la biodiversidad y a la riqueza de microclimas que atesoran, se adivina que una estancia en Canarias, –en todas y en cada una de sus ocho islas– es siempre un aventura.

Hoy queremos detenernos a contemplar uno de esos hermosos y enigmáticos lugares que hacen del Parque nacional de la Cañadas, en Tenerife, un referente para todos los amantes de la naturaleza y para todos aquellos que se dejan seducir por el misterio que evocan sus inusitadas y sinuosas formas, las del Paisaje Lunar:

«El Paisaje Lunar está formado por numerosas figuras cónicas de aspecto estilizado, que en conjunto se asemejan a una catedral modernista. Durante miles de años, la erosión las ha ido cincelando sobre una ladera de miles de capas inclinadas de fina ceniza volcánica de color beige. El resultado es un espectáculo asombroso que parece sacado de otro planeta; de ahí su nombre».

Hola Islas Canarias

En definitiva, el Paisaje Lunar es otra de nuestras Joyas Paisajísticas que debemos preservar:

Pablo Torres

«La única manera de acceder a este pequeño rincón escondido entre laderas cubiertas de pinos es a pie por un sendero de dificultad media-alta y 13 kilómetros de ida y vuelta, que parte del pueblo montañés de Vilaflor. El camino asciende por bosques naturales de pino canario y sobre caminos empedrados de siglos de antigüedad».

Hola Islas Canarias

Les recomendamos –si tienen la oportunidad– que en los días de verano que se avecinan, evitando las horas de mayor incidencia solar, tanto si residen en las islas como si aciden a visitarlas, que se acerquen a conocer –o a recodar– este hermoso y sobrecogedor regalo de nuestra naturaleza. Siempre enigmático, siempre revelador.