Inminente subida de impuestos

El Gran Subidor de Impuestos, Pedro Martín, tiene el plan perfecto para alcanzar el declive absoluto de la economía en Canarias: subirnos a todos los impuestos. Como decían nuestras abuelas, «la avaricia rompió el saco» y parece que a este «viejo avaro» de la política insular, vendrán pronto a visitarle sus fantasmas. Pero no aquellos de la novela de Dickens –¡qué va!–, sino otros mucho más aterradores: los viejos fantasmas de la Izquierda Más Recalcitrante. Pedro Martín, el Mr Scrooge de la política Canaria, vive obcecado por rendirles pleitesía. Y, así, vive su partido, el nunca bien ponderado PSOE de Canarias –léase la ironía– que ahora, en plena crisis, nos aumenta las tasas de tributación.

Así es, el partido del arrogante Pedro Sánchez está subiendo todos los impuestos que puede… ¡y lo que nos queda! De modo que esto es lo que tenemos en las islas: resulta que los «progres» de Canarias firmaron «El Pacto de las Flores»; y que, ahora, gracias a sus errores, los ciudadanos de las islas vamos a tener un jardín, pero repleto de parados.

Y mientras tanto, Ángel Víctor Torres, el ADULÓN, pensando en la Amazonía… ¿Alguien da más?

La transformación, sin sonrojarse, del PSOE en campaña

Eso sí, en periodo de campaña, es otro cantar. Antes, el Gobierno socialista de la nación había dejado de pagar a las Comunidades Autónomas dinero para Sanidad y Educacion. Ahora, Pedro Sánchez nos cuenta (sin sonrojarse) que va a desbloquear miles de millones para las comunidades autónomas antes de las elecciones del #10N. Para apuntarse un nuevo tanto electoral, otra mentira más de su #GobiernoPinocho.

Con respecto a la subida de la recaudación en Canarias, suponemos que eso es lo que llaman en el PSOE «progresividad fiscal» para que paguen los más ricos: subir el IGIC, la luz y el teléfono (que, como todo el mundo sabe, sólo pagan «los ricos»). Amén de que subir impuestos, en periodos de estancamiento, siempre es mala noticia, porque –como bien es sabido– retrae el consumo.

En efecto, a través de las políticas de Pedro Martín, el Mr Scrooge de la política Canaria, Tenerife está desconcertada, condenada a convertirse en un lugar de miseria: con subidas de impuestos, con caídas en la red eléctrica, con desabastecimiento energético… No miramos hacia un futuro incierto, sino que nos vemos abocados hacia una devastación total.