El motivo de este artículo es el último desplante de Pedro Sánchez: este Ejecutivo del PSOE frena la reducción de horas lectivas del profesorado canario por parte del gobierno de Fernando Clavijo, reducción que ya estaba incorporada en su ley de presupuestos de 2019 supeditada a que pudiera gastarse el superávit con ese objetivo junto a otros de políticas sociales.

Desde este rincón lo hemos advertido desde sus primeras medidas respecto a nuestro archipiélago: el gobierno socialista de Pedro Sánchez es el más centralista de todos los que han existido en la democracia española.

Y lo es, además, por una razón que conviene recordar y que es una consecuencia de la lucha del nacionalismo canario de Coalición Canaria (CC): tenemos un nuevo Estatuto de Autonomía y un nuevo REF que debe ser cumplido, sumándose a todas aquellas partidas económicas que por derecho pertenecen a nuestra comunidad autónoma –querido Pedro Sánchez: desde Canarias NO pedimos limosnas, exigimos derechos–.

Por ello, es bueno tener memoria del trato centralista y despreciativo que este gobierno socialista ha tenido con #Canarias, y por ello, con el Gobierno nacionalista de Fernando Clavijo –ayer mismo, demostrando su buen talante, le enviaba una carta pública donde volvía a pedir una reunión para desbloquear el dinero que se debe a nuestra tierra–, y que se sintetiza en esta serie de diez acciones y medidas que se han realizado de forma prepotente y gratuita con nuestra comunidad autónoma1:

1

El incremento del descuento de residentes al 75% se retrasa.

2

La firma del Convenio de Carreteras parece no llegar nunca.

3

El resto de convenios también se retrasa.

4

Pedro Sánchez se niega a reunirse con Fernando Clavijo.

5

Los Presupuestos para 2019 incumplían el REF económico y mutilaban el fiscal.

6

Las partidas pendientes de 2018 suman 337 millones.

7

El culebrón del agua de riego no se resuelve.

8

Negativa a prorrogar los Planes de Empleo y contra la pobreza.

9

Hacienda computa la sentencia del Convenio de Carreteras como superávit.

10

Hacienda cuestiona el pago de sexenios en Educación.

A esas diez medidas, le sumamos la última donde el gobierno socialista vuelve a castigar la educación canaria: el bloqueo de Pedro Sánchez a que Canarias pueda gastar su superávit en los servicios públicos esenciales impide la reducción de las horas lectivas del profesorado, con la contratación de alrededor de unos 2200 nuevos docentes que podrían cubrir ese nuevo horario para todo el profesorado canario: de 20 a18 horas en Secundaria, y de 25 a 23 horas en Infantil y Primaria –un detalle importante: no tenían 23 horas antes de la crisis, aunque este gobierno nacionalista de Fernando Clavijo apuesta por tal reducción como medida necesaria para la calidad de nuestro sistema–.

Y este bloqueo socialista es hipócrita por una razón que merece señalarse: es el mismo que aprobó el pasado 8 de marzo una ley «para la mejora de las condiciones para el desempeño de la docencia y la enseñanza en el ámbito de la educación no universitaria», esta normativa transfería a las comunidades autónomas esa responsabilidad, pero con una condición muy importante que es una obligación para el gobierno central: el deber de facilitar «un marco de financiación adecuado y suficiente» para implantar la reducción horaria en el curso 2019-2020.

Traducido a números en nuestro sistema educativo canario, esta medida costaría 108 millones de euros, que ahora Pedro Sánchez impide llevar a cabo por su negativa a que se pueda gastar el superávit en los servicios públicos.

El socialismo adulón de Ángel Víctor Torres (el mismo que habla de equidad) no ha dicho nada respecto a este nuevo castigo a la educación canaria –recordemos los 42 millones que se niegan a transferir el gobierno centralista de Pedro Sánchez para poder invertir en obras e infraestructuras educativas–, pero nuestra ciudadanía, y en este caso, la comunidad educativa canaria ya empieza a saber quién es quién respecto a nuestro archipiélago.

Mientras tanto, nuestra Consejería de Educación y Universidades seguirá luchando por los derechos de nuestro profesorado, aunque desde Madrid siga su trato centralista y prepotente, y el porqué es sencillo de comprender: CC no tiene hipotecas externas como los partidos centralistas (PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y Vox) y como afirmaba Ana Oramas, la candidata de CC al Congreso por Santa Cruz de Tenerife: «He cometido muchos errores, pero jamás he levantado la mano en contra de Canarias». El socialismo canario lo hace diariamente mostrando pleitesía al trato humillante de Pedro Sánchez con nuestra tierra: en las próximas dos elecciones es hora de que nos dejen de tomar el pelo.


1 Extraemos esta enumeración por su claridad del artículo Diez desaires del Gobierno del PSOE a Canarias (uno por uno) de Ruymán J. Sánchez en el medio digital Canarias en hora 12/04/2019.