Desde este rincón de Somos Canarias, lo llevamos advirtiendo desde las primeras señales inequívocas de su política: Pedro Sánchez es el presidente más arrogantemente centralista del período democrático. Y fíjense que tenía una difícil competición con José María Aznar, pero la personalidad soberbia y narcisista del líder socialista está ganando toda comparación, y no sólo eso, sino que otros pesos pesados de su gobierno y su partido, por ejemplo, José Luis Ábalos, se han mimetizado con su forma de hacer política y de relacionarse, contribuyendo a esa imagen que están transmitiendo: un gobierno débil, oportunista y que solo mira a Cataluña de la que depende para su supervivencia, junto a sus amigos de extrema izquierda, los populistas de Podemos, que ahora ya pueden vivir en su chalet de lujo, al haber desparecido ‘la casta’ como lenguaje peyorativo –se nota que las piscinas de lujo hacen evolucionar rápido la ideología de ciertos líderes, por ejemplo, la de Pablo Iglesias–.

Los desplantes, mentiras y desprecios del gobierno socialista de Pedro Sánchez son constantes hacia nuestro archipiélago. Con su habitual precisión, lo ha recordado Guadalupe González Taño, la secretaria de Organización de Coalición Canaria (CC):

«Lo que vamos viendo es que el señor Sánchez viene a Canarias de vacaciones, y eso lo agradecemos mucho, pero no viene cuando se trata de hablar de la financiación pendiente; de los convenios y las cuestiones que en estos momentos estamos reclamando. Esperamos que esas reuniones que están pedidas finalmente se produzcan y que todos los fondos que le corresponden a Canarias y que están reflejados en los PGE de 2018 acaben llegando, porque son fundamentales para las Islas».

Ojalá fuera así, pero nos tememos que Pedro Sánchez solo tiene un objetivo: asegurarse el voto de los independentistas catalanes para poder sacar adelante los presupuestos de 2019, junto a sus otros socios preferentes.

Pero lo que va camino de ser un caso de análisis psicológico, no solo político, es lo que demuestra una y otra vez el líder del socialismo canario: Ángel Víctor Torres y su interminable pleitesía hacia el endiosado Pedro Sánchez. Queremos que nos explique dónde ha quedado Canarias en su discurso. No se preocupe, Ángel Víctor Torres, se lo decimos nosotros: su prioridad es acudir a Madrid para que le digan el argumentario que debe repetir aquí. A ningún canario le engaña, ya se le va conociendo: se llama centralismo y lo conocemos de todos los colores. Usted calla asustado ante las mentiras y la falta de cumplimiento de su líder Pedro Sánchez, por eso, no vuelva a repetir expresiones como política social, o servicios públicos. No, repita mejor ésta que le recomendamos: lo que usted mande, Pedro Sánchez.

Tenga cuidado, Ángel Víctor Torres, hasta tanta pleitesía puede llegar a ser contraproducente con sus compañeros de aquí.

Mientras tanto, ¿alguien se puede sorprender de que el nacionalismo canario de CC gobierne nuestra tierra? No, se llama lealtad hacia nuestro archipiélago, algo tan sencillo como defender los intereses generales de Canarias ante líderes centralistas como Pedro Sánchez. Sin pleitesías, y con el orgullo de que nuestra identidad y nuestros recursos no se venden en Cataluña, algo que el socialista Ángel Víctor Torres nunca podrá decir.