PoemambrosiA II1

Hibridación de dos esferas

Al igual que tantos otros han hecho mirar al Soter sólo en una dirección, sustrayéndole orientaciones, direcciones, relieves, (heridos) costados, podemos devolver a los mitos algo que siempre fue nuestro. Resurrección. Muerte. Renacimiento.

Como el árbol que se yergue desde el lodo, conectando Cielo y Tierra, contra (y a favor de) la lluvia. En sentido contrario. Inverso. Complementario. Abrazando el Conocimiento. Más allá del cristalizado. Bien y Mal. Como estructuras quietas y movientes al tiempo. Aferradas a la Vida. Tiempo y Espacio. Compartir sin dividir. Multiplicar sin traicionar su esencia. La nuestra. Lo postformal en Piaget.

¿Necesitamos a otros para ello? Yo no lo veo. Tan sólo, creo, precisamos ser generosos. Con nosotros mismos. Valientes. Valiosos. Si mirar a Antioquía. Alejandría. Jerusalén. Roma. Peñíscola. Bizancio. Belén, Kyoto, La Meca… a la vez… nos cuesta… nos escribiremos mapas más lúcidos, más amplios.

La salida (‘vida’) del Jardín no ha de ser forzosa por incomprendida, impelidos a buscar algo que nos falta, no como falta sino como virtud. Como algo que aportaremos, construiremos, como viajeros mejor que conquistadores, como Battutas más que como Magnos, como Escipiones antes que como C(c)orteses.

La Iluminación llega tras muchas filiaciones pródigas y el Héroe de Sí Mismo es más valioso que el que deja de aceptar sus derroteros edípicos. Como los personajes de una obra de Teatro, nuestro papel es más importante que el escrito, pues aquél permanece muerto hasta que los vivimos: damos voz, pneuma, ánima.

Siempre distintos. Siempre propios. Siempre el Mismo. Activapaciencia. Sois Dioses, (Sois Divos) mas lo habéis olvidado… Somos Mitos(aún/un) sin leyenda


1 N. del E.: El término Poemambrosia evoca, de manera eufónica, un concepto de hibridación de dos esferas: la palabra habla entre el poema y la prosa. Entre la luz y su sombra. Por dos. Voz es que nace. Del tres por dos… Luenga prudencia que el sueño respeta. Del acento. Oteando atrás, empero; lento asintiendo… Con aliento… Sin asiento…

Compartir
Artículo anteriorPoemambrosiA
Artículo siguienteUn paseo por La Palma: Fuencaliente
Psicólogo, Antropólogo y estudiante de Geografía e Historia Soy un apasionado de todo lo que tiene que ver con las personas, con la sociedad, como decía Publio Terencio Africano: "Hombre soy nada humano me es ajeno" Me he formado en disciplinas de la Salud y de las Ciencias Sociales, Letras, Idiomas, en España y en Italia Intento aportar valor a diversas propuestas de proyectos laborales, formativos, culturales, sociales en general y de colaboración profesional. Me apasionan todas estas esferas: Psicología -especialmente en Clínica y Educativa-, Antropología e Idiomas –trabajo en Español, Inglés, Italiano, Francés-, Docencia, Historia, Arqueología y el resto de Ciencias ligadas al campo Humanista, Gestión y Administración, Proyectos Culturales, Académicos, como escritor y conferenciante.