PoemambrosiA VI1

Hibridación de dos esferas

L‘UOMO MONTAGNA

Revisando a Bergman se me hace tan evidente, a ante bajo cabo con contra de desde en entre… (y toda la lista) mis sentidos, que el teatro tiene de existencialista tanto como puedan serlo los europeos.

Guardamos de continuo la Poesía y la Filosofía en habitaciones sin nombre, como a esos familiares a los que tenemos más veneración (miedo) que afecto (aceptación). Los encontramos en la ob.s(e)curitas y el silencio compartidos.

En lo negro de la guardiola. Minutos (grandes pese al nombre) antes de que todo parezca en movimiento, el pasaporte a la Visión. Lo In(di)visible de la Más~cara. Es el silencio y oscuridad que –también– hace que un libro sea un mensaje en una botella, en un océano de sanas dudas hasta que alguien lo advierte. Hasta que podemos oír el SIlencio, poco antes de poder escucharlo.

Nos encontramos en esos familiares… silencios y dudas y los compartimos sin quererlo y sin querellas, entre la vida y la muerte, entre lo que queremos y lo que podemos. Lo que somos y lo que cre(a)emos Ser. Nos hermanamos en esa nada que está a punto de ser. Gracias por la MÍStica. Gracias por el MISterio.

Orfeo y Eleusis. Luz y Sombra. En Jung. Llegar y (d) esper(t)arse en la mu/is(m)a estación. De los años por~venir. Entre la pregunta y la-s respuesta-s, entre la Voz, la Piedra, el Aire y el Eco, la Catarsis… está el Don, la importancia a Nos concedida de la Identidad… Individuación en Cor(r)os atemporales de susurrantes himnos… en la libérrima felicidad de Ser de mil maneras… y de esperarlo Todo


1 N. del E.: El término Poemambrosia evoca, de manera eufónica, un concepto de hibridación de dos esferas: la palabra habla entre el poema y la prosa. Entre la luz y su sombra. Por dos. Voz es que nace. Del tres por dos… Luenga prudencia que el sueño respeta. Del acento. Oteando atrás, empero; lento asintiendo… Con aliento… Sin asiento…

Compartir
Artículo anteriorUn paseo por La Gomera: Hermigua-2
Artículo siguienteCoalición Canaria pone dos banderas canarias en Madrid
Psicólogo, Antropólogo y estudiante de Geografía e Historia Soy un apasionado de todo lo que tiene que ver con las personas, con la sociedad, como decía Publio Terencio Africano: "Hombre soy nada humano me es ajeno" Me he formado en disciplinas de la Salud y de las Ciencias Sociales, Letras, Idiomas, en España y en Italia Intento aportar valor a diversas propuestas de proyectos laborales, formativos, culturales, sociales en general y de colaboración profesional. Me apasionan todas estas esferas: Psicología -especialmente en Clínica y Educativa-, Antropología e Idiomas –trabajo en Español, Inglés, Italiano, Francés-, Docencia, Historia, Arqueología y el resto de Ciencias ligadas al campo Humanista, Gestión y Administración, Proyectos Culturales, Académicos, como escritor y conferenciante.