Noemí Santana:

No es lo mismo gritar improperios y hacer crítica destructiva desde la oposición, que formar parte del gobierno –y cobrar por ello–. Debería tener claro que ahora le toca gobernar, ser Consejera del Gobierno de Canarias. Con todo ya nos ha demostrado, Noemí, que usted no está a la altura, su primera opción: bloquear a quien le señala –a quien discrepa–. Demuestra torpeza y poca altura de miras.

¿Debería estar prohibido que un cargo público nos bloquerara en Twitter? La duda que nos asalta, ante la perplejidad que nos provoca el bloqueo de Noemí Santana, ya la han resuelto desde Estados Unidos.

En mayo del año pasado, una jueza estadounidense sentenció que Donald Trump estaba vulnerando la libertad de expresión de todos los usuarios a los que había bloqueado en Twitter: la jueza adujo que Trump ya no era un usuario común, sino que ostentaba la condición de presidente de Estados Unidos, y como tal, los ciudadanos tenían todo el derecho a expresarle lo que creyeran pertinente y oportuno. Entonces, ¿por qué nos bloquea en Twitter, Noemí Santana?

Por qué nos bloquea en Twitter Noemí Santana

En pocas palabras: «Desde el mismo momento en el que un político usa su cuenta personal para mostrar su posicionamiento, esta deja de ser únicamente personal; pasa a convertirse en un espacio de debate público». (El español.)

Es como si el sitio web del Gobierno de Canarias vetara el acceso a los ciudadanos de un partido diferente a los que están ahora en el gobierno (como es Podemos Canarias). Le parecería una locura, ¿verdad, Noemí? Pues la misma locura nos parece a nosotros que una consejera del Gobierno bloquee a sus vecinos y éstos no puedan acceder a sus mensajes e informaciones.

No, señora Santana, Gobernar no se reduce solo a percibir un estipendio de las arcas públicas, gobernar es algo mucho más importante, trascendente y noble; e implica priorizar SIEMPRE los intereses de TODOS los Canarios. Entonces, ¿por qué nos bloquea en Twitter, Noemí Santana?