Pedro Sanchez, un mentiroso

Es una irresponsabilidad enorme, a la edad de Pedro Sánchez, cargar contra nuestro país sometiéndolo a cuatro elecciones en cuatro años. La izquierda se pone de acuerdo para echar a Rajoy, pero no para trabajar. ¿Diagnóstico? Les da alergia todo lo que sea esfuerzo y consenso: a elecciones de nuevo. Dejando atrás los «pasatiempos del PSOE», como su gestión del falso referéndum de Cataluña o sus careos con Ángela Merkel y su bombo mediático, lo suyo es de un descaro monumental. Le preguntan en rueda de prensa si hace autocrítica de su gestión y se queda mudo; y no contento con eso, utiliza a la «TVE socialista» para su primer mitin de propaganda electoral. Un mentiroso nunca cambia, solo mejora su estrategia.

No hace mucho que Pedro Sánchez ha responsabilizado al PP de Pablo Casado, a Unidas Podemos de Pablo Iglesias y a Ciudadanos de Abert Rivera, de que, a día de hoy, no haya gobierno y vayamos a elecciones. Cuando antaño se excusaba diciendo que la responsabilidad de que Rajoy perdiera su sesión de investidura era «exclusiva» del propio Rajoy.

«Arramplando» con TVE

Cuando uno ve la televisión publica, el chiringuito mediático de Pedro Sánchez, no se imagina los casos de corrupción del PSOE: «Ximo Puig pagó 43mil euros públicos para salir en The Guardian»; o «Detenido un concejal del PSOE de Torrejón de Ardoz por pornografía infantil. Tenía 64.000 archivos de menores, en algunos había bebés». Estas cosas no las verás en TVE.

Y no las verás porque hay una censora profesional, Rosa María Mateo, fundamental para controlar la televisión pública. «Nada más llegar, despidió o desplazó a 77 empleados».

La «Política Atila» de la Consejería del Caos EducativoEsta forma de proceder no nos es ajena en Canarias. Aquí, la consejera de Educación, María José Guerra, echó, nada más llegar y sin previo aviso, ni evaluación alguna, a gran parte de los técnicos, mujeres y hombres que trabajaban en los proyectos y programas de la Consejería de Educación, que funcionaban desde hacía muchos años –algunos, de la anterior época de los propios socialistas–, y, muchos de ellos, con excelentes resultados.

Trabajando con «los mejores»

Dice Sánchez que en la política hace falta gente preparada, con experiencia. ¿Alguien nos puede decir qué preparación tiene Adriana Lastra? También ha dicho que «afortunadamente vamos bien y seguimos creando empleo» y, seguidamente, que «la reforma laboral ha sido uno de los mayores lastres». ¿No se ha dado cuenta que sigue gobernando con ella?

Un mentiroso nunca cambia, solo mejora su estrategia. Aquí, en Canarias, todo está consentido por El Pacto de las Flores, a cuyo frente, maquina el Adulón, Ángel Víctor Torres, el socialista que vendió Canarias.